Somontano

SOMONTANO - RECONOCIMIENTO

Alquézar inaugura el espacio permanente de homenaje a Vicente Balldellou

El arqueólogo falleció hace cinco años e hizo un gran trabajo en torno al arte rupestre

Alquézar inaugura el espacio permanente de homenaje a Vicente Balldellou
Alquézar inaugura el espacio permanente de homenaje a Vicente Balldellou
Á.H.

ALQUÉZAR.- El espacio dedicado a Vicente Baldellou que fue arqueólogo "pasional" en el Parque Cultural del Río Vero donde promocionó muchas actividades e investigaciones en torno Al Arte Rupestre, se ha inaugurado de forma oficial con asistencia de autoridades y familiares directos, en concreto su madre Nuria Martínez, el hijo Víctor y la nieta que cortaron la cinta de acceso. Directores del Museo Provincial de Huesca que dirigió durante 40 años, vecinos de Alquézar y alcaldes de los pueblos que forman parte del Parque Cultural asistieron al acto oficial.

Cinco años después de su muerte -30 de octubre de 2014- se ha estrenado el único espacio dedicado a su memoria en Aragón. Se ubica en terrenos de propiedad municipal, al pie de la colegiata, cerca del barranco de la Fuente, punto de partida de la Ruta de las Pasarelas. Se ha dotado de cinco plafones iluminados con textos sobre arte rupestre en la cuenca del Vero; Vicente Baldellou, pasión por la prehistoria; regreso a la prehistoria; el Parque Cultural del río Vero; la exploración de un mundo desconocido.

La inversión ha sido de 25.000 euros para infraestructuras que incluyen la iluminación de la cueva del Muñón como mirador natural. En el proyecto han participado, Gobierno de Aragón, Comarca Somontano y Universidad de Zaragoza. La ubicación y proximidad a la colegiata le convierten en un espacio atractivo para miles de personas que visitan Alquézar.

La huella profunda, la impronta del carácter y estilo personales de Baldellou quedaron claras en tres intervenciones de Mariano Altemir, alcalde de Alquézar y presidente del Patronato del Parque Cultural; de Nieves Juste, gerente, que fue colaboradora en trabajos de investigación y prospecciones arqueológicas y por último en la grausina Pilar Utrillas, catedrática de la Universidad de Zaragoza que compartió numerosas labores. El denominador común fue la colaboración "esencial y básica" en el proyecto en torno al arte rupestre.

Altemir ha recordado la personalidad de Baldellou en diez palabras básicas, "pasión, curiosidad, riesgo, valentía, exigencia, respeto, generosidad, constancia, humildad y amistad". Al mismo tiempo, indicó que "el homenaje de gratitud y reconocimiento se hacen extensivos a quienes le apoyaron en su intenso trabajo por Alquézar y en la zona geográfica del Parque Cultural".

Juste le recordó en términos de "compañero y amigo muy entusiasta que se involucró en el proyecto de prospección e investigación sistemática del Vero y sus barrancos en los años setenta". En especial, ha destacado "el gran hallazgo de la Fuente del Trucho y la visión importante de protección de yacimientos descubiertos, clave esencial para la conservación de pinturas rupestres. Se involucró con este proyecto del Parque Cultural desde el Museo de Huesca".

Utrillas ha destacado "su faceta profesional y humana. Vicente fue un catalán no excluyente que descubrió el Arte Rupestre del Río Vero con aguerridos vecinos de Alquézar que le acompañaron en labores previas a las prospecciones. En su historial destaca la generosidad en su labor y sobre todo, Chaves que fue, también, el mayor disgusto cuando el propietario destruyó uno de los legados del Neolítico más importantes de España. Vicente nos ha dejado poso y recuerdo".

Daniel Gracia, en representación del Consejo Rector del Patronato, ha resaltado "la gran labor comenzada en tiempos difíciles y con riesgos, en las que perduró su confianza en las posibilidades del territorio próximo a la cuenca del Río Vero. El trabajo que realizó entonces con vecinos de Alquézar y de otros pueblos, con sus colaboradores se ha notado tiempo después en el Parque Cultural". El acto ha finalizado con la actuación musical de Fernando Lleida y Paco Escudero.

"ESTE TERRITORIO ERA SU VIDA"

Satisfacción, emoción contenida y tristeza resumen las sensaciones personales de Nuria Martínez, madre de Baldellou, "este territorio era su vida y recuerdo que desde pequeño le gustaba traer piedras a casa y me corregía para decirme que no mirara así lo que para él era su vocación. El espacio en Alquézar se suma a mis recuerdos diarios y compensa su ausencia".

Etiquetas