Somontano

SOMONTANO - PATRIMONIO

Autorizan retirar los tres nidos de cigüeña que quedan en la torre de la catedral de Barbastro

El Inaga permite al Obispado que sean eliminados cuanto finalice el período de nidificación en agosto

Autorizan retirar los tres nidos de cigüeña que quedan en la torre de la catedral de Barbastro
Autorizan retirar los tres nidos de cigüeña que quedan en la torre de la catedral de Barbastro
Á.H.

BARBASTRO.- El Inaga autoriza al Obispado a quitar tres nidos de cigüeña que quedan en la torre de la catedral, dos de ellos en el deambulatorio y el restante en una ventana, en cuanto finalice el período de nidificación en agosto. La autorización se condiciona a que se habiliten lugares próximos para el anidamiento de las aves sin repercusiones para el patrimonio cultural. Jesús Lobera, director general del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, ha confirmado a Diario del Alto Aragón estas medidas pero ha señalado que "el problema biológico vendrá después porque las cigüeñas tienen la costumbre de anidar en los mismos lugares por lo que será necesario estar muy encima".

El Obispado solicitó esta autorización por escrito y será vigente a partir de agosto cuando la legislación permite realizar estas tareas "sin ningún problema". Lobera ha indicado que "la situación se resolverá dando continuidad al expediente iniciado en enero cuando se autorizó la eliminación de cinco nidos en las cubiertas de la catedral y tres en el chapitel de la torre donde quedaron dos por razones medio ambientales". Al mismo tiempo, es consciente de que "problemas originados que obligaron al Ayuntamiento, a petición del Obispado, a instalar una valla perimetral de protección alrededor de la torre para eliminar riesgos por caída de ramas".

En enero se retiraron, también, cuatro nidos de los tejados de la catedral y se dejó uno mientras se autoriza su retirada porque origina problemas de filtraciones. En las tareas se apreció el deterioro considerable ocasionado en las cubiertas de la catedral con tejas rotas, acumulación de excrementos y deterioro por humedades de aguas encharcadas según informaron los técnicos de la empresa contratada por el Obispado.

Además, en distintas fechas posteriores cayeron cuatro cigoñinos muertos, el más reciente a mediados de julio lo recogieron técnicos del servicio para averiguar los motivos, tras informar desde el Museo a la Policía Municipal. Cinco meses después de eliminar los cuatro nidos de la torre, una pareja de cigüeñas anidó en una de las ventanas que no estaba protegida por el sistema disuasorio que instaló la empresa Cigüeña Stop.

Jesús Lobera ha resaltado la labor y el interés del ecónomo José Huerva "se ha preocupado mucho por solucionar los problemas en cuanto ha sido posible y sabe que a partir de agosto se retomará la Resolución estimatoria para eliminar los nidos". La eliminación definitiva de los nidos permitirá la posibilidad de reanudar las visitas guiadas al interior de la torre, cerrada al público desde el año 2013 aunque serán necesarias intensas labores de limpieza en el interior.

La torre-campanario es Bien de Interés Cultural (BIC) y forma parte del conjunto de la catedral, declarado Monumento Histórico Artístico en 1923 que disfruta de "máxima protección" amparada a la Ley de Patrimonio Cultural de Aragón. Destacan estructuras internas, medieval y renacentista, de gran interés arquitectónico.

Etiquetas