Somontano

SOMONTANO - EMPRESAS

Caviar Pirinea extiende con una nueva piscifactoría su actividad

La empresa de El Grado acapara el 70 por ciento de la producción española en esturión y el 25 % en trucha

Caviar Pirinea extiende con una nueva piscifactoría su actividad
Caviar Pirinea extiende con una nueva piscifactoría su actividad
Á.H.

BARBASTRO.- La adquisición de la piscifactoría de Peramola (Lérida), a mediados de julio, aumentará la producción de Caviar Pirinea S.L que está entre las más importantes con 3.500 toneladas anuales de truchas y suponen el 25% de la producción nacional. La del esturión es más estable con el 70% de la producción nacional, según informa Laurent Villaeys-Sakalian, director-gerente y promotor de la empresa con sede social en Barbastro y piscifactoría en El Grado.

A los viveros ubicados en El Grado, Oliván (Huesca) y Yesa (Navarra) se suma la piscifactoría catalana de Peramola con medio siglo de trayectoria que tuvo dos propietarios diferentes Truchas del Segre y Trout Factory con antelación a Caviar Pirinea S.L. En el sector, está entre las mayores de Europa y en la nueva etapa se especializará en trucha grande con más de 3 kilos que requiere mayor tiempo de cría. Se plantea, también, el aumento de huevas para llegar a 30 toneladas anuales.

La producción mejorará la cartera comercial de la empresa barbastrense que ha aumentado cifras anuales en los tres años últimos para pasar de 1.600 a 3.500 toneladas de trucha de más de 3 kilos, sin contar las producciones de esturión (7-8 años) y esturión naccaril (13-15 años). El aumento de producción ha llevado consigo el aumento de puestos de trabajo en la plantilla con 82 trabajadores y más temporales en función de las necesidades.

Laurent Villaeys-Sakalian informó a DIARIO DEL ALTOARAGÓN de que en las instalaciones de Peramola se realizarán obras de remodelación para adaptarlas a la producción de trucha grande. "Es nuestra especialidad desde los inicios de empresa y permitirá la posibilidad de duplicar la producción de trucha hasta 1.200 toneladas con incremento de la plantilla actual de 26 personas. La trucha grande ofrece más posibilidades de transformación para comercializarla en el sector".

En líneas generales, la demanda de mercados exteriores ha ido en aumento, "cada vez más porque se han invertido las costumbres y el consumo, hace diez o doce años se distribuía entre el salmón (90%) y la trucha (10%). Ahora se reparten los productos al 50%. A nivel nacional, el mercado de la trucha se ha desarrollado mucho con aumento del consumo en detrimento del salmón".

Al mismo tiempo, remarca que "la referencia Pirinea será común a los productos de la empresa para que se conozca entre los consumidores con sello de calidad. Es decir, criado, reproducido y transformado en el Pirineo. Así constará en el catálogo que tenemos previsto presentar en breve, antes de final de año".

En cuanto a la posibilidad de ampliar las instalaciones de la piscifactoría de El Grado, "si los problemas del agua se solucionaran se llevaría a cabo el proyecto porque miramos el futuro de la empresa con optimismo, la producción de la trucha ha ido en aumento y los resultados son buenos. El Grado es una opción espectacular pero sigue la situación bloqueada por la negativa de la CHE al aumento de caudales, necesario. Hace mucho tiempo que las negociaciones están así".

PRÁCTICAS MEDIOAMBIENTALES

La expansión de la empresa ha llevado consigo el aumento de plantilla y se ha pasado de 50 en el año 2016 a 82 puestos de trabajo en la actualidad. Se mantiene la exportación a varios países europeos, casi el 80% de la producción, y entre los principales mercados nacionales están Madrid, Bilbao, Sevilla y Valencia. La empresa recibió el Trofeo Ferma 2018 en reconocimiento a las apuestas por el territorio y la labor de innovación en el sector agroalimentario. En la reciente edición de la Feria Regional, cuya presencia es habitual hace años, se presentaron dos nuevos productos basados en el esturión, entre ellos el ecológico confitado al aceite de oliva que ya se comercializan.

Las buenas prácticas medioambientales le acreditan como la primera empresa del mundo que ha conseguido el certificado europeo de acuicultura ecológica en la piscifactoría de El Grado y en la planta de transformación de Yesa. La empresa se fundó en el año 2013 por iniciativa de tres profesionales de dilatada experiencia en el sector de cría y comercialización de la trucha y el esturión en el sector agroalimentario con exportaciones a mercados exteriores.

Etiquetas