Somontano

SOMONTANO - PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Afammer pone sus máquinas de coser en marcha para ayudar en la crisis del coronavirus

Voluntarias realizarán mascarillas con material aportado por la sede nacional

Afammer pone sus máquinas de coser en marcha para ayudar en la crisis del coronavirus
Afammer pone sus máquinas de coser en marcha para ayudar en la crisis del coronavirus
S.E.

BARBASTRO.- Un centenar de mujeres voluntarias de Afammer Altoaragón de varias localidades se dedicarán a la confección de mascarillas con sus máquinas de coser para mitigar las necesidades de diferentes colectivos, ya que han recibido una partida de telas especiales, conos de hilo y gomas, aportadas por la sede nacional, según informa Raquel Cosculluela, tesorera de la Junta Directiva. Hasta ahora, "muchas asociadas han confeccionado mascarillas con medios propios, incluso con sábanas del ajuar personal por ejemplo en San Lorenzo del Flumen y en Lanaja, por citar casos concretos. Ahora se dispondrá de material específico para realizarlas entre más de cien máquinas de coser, antiguas y modernas, por lo que casi serán mascarillas de artesanía.

El censo en la provincia es de 3.500 asociadas entre varias comarcas y en la del Somontano, cerca de 1.800, por tanto el trabajo se distribuirá por muchas localidades: Barbastro, San Lorenzo del Flumen, Almuniente, Lanaja, Conchel, Gurrea de Gállego, Villanueva de Sijena, Tardienta, Lanaja, Pozán de Vero y Castillazuelo entre otras. En cuanto a cifras, "de cada metro de tela salen 30 mascarillas y tenemos 500 metros disponibles, así que nuestra contribución será importante, además con hilo y gomas", señaló Cosculluela.

Respecto a los destinatarios, "en el caso concreto de Barbastro hablaremos con el alcalde para una distribución local en función del reparto que crean más conveniente y con el presidente de la Comarca porque recorren las localidades del Somontano y podrían hacerse cargo de la distribución, también los servicios de Protección Civil. En las demás localidades será por el estilo. Creo que residencias de mayores y otros centros similares, además de vecinos, serían los beneficiarios de nuestro trabajo".

La iniciativa ha tenido una excelente acogida entre las asociadas. "Algunas ya hacen mascarillas por cuenta propia, en general, están en la mejor disposición y en buenas manos porque hay mucha experiencia y también las jóvenes están en la misma disposición. El problema principal es que no teníamos material adecuado y eso que en Sariñena, por ejemplo, ha habido comercios y tiendas que nos han dado el necesario para cubrir las primeras expectativas".

Raquel Cosculluela reiteró que "en estos tiempos de clara necesidad por una situación inesperada con efectos tan negativos, el colectivo se muestra solidario, y si durante el año realizamos otras actividades y organizamos viajes, ahora es el momento de aprovechar la confinación y quedarnos en casa para contribuir en la medida de nuestras posibilidades. Las mujeres de Afammer tenemos el mensaje muy claro y las delegadas de cada localidad también para transmitirlo. Así que, manos a la obra con máquinas de coser nuevas y antiguas, eso da lo mismo en esta causa común". Por su parte, Ángel Samper, secretario general de Asaja Aragón, se mostró "muy satisfecho por la iniciativa y la contribución desde el medio rural donde nos desenvolvemos".

Etiquetas