Somontano

SOMONTANO - DESESCALADA

El Salinar de Naval no abrirá este verano por falta de viabilidad

Su capacidad diaria se limitaría a menos de 100 personas, cuando lo normal es siete veces más

El atractivo de los baños del Salinar de Naval se acrecienta
El atractivo de los baños del Salinar de Naval se acrecienta
Á.H.

BARBASTRO.- Las instalaciones de El Salinar de Rolda, en Naval, no se abrirán este año tras la decisión adoptada por la sociedad local que gestiona el complejo, según ha informado su gerente Saturnino Riazuelo, tras la reunión celebrada el viernes donde se analizó la situación por la covid-19. Ni siquiera la entrada en fase 3 hace viable el rendimiento de las instalaciones porque su capacidad habitual diaria se limitaría a menos de 100 personas y, por contra, aumentarían los puestos de trabajo.

La temporada de baños entre cinco piscinas, distribuidas en tres alturas, va del 1 de junio al 15 de septiembre y en el año 2019 finalizó con 24.500 personas, aumento de un millar respecto al año anterior y más del 200% en los últimos siete años desde 10.000 personas del primero. Riazuelo explicó que "no ha sido agradable tomar la decisión pero las cuentas no salen por limitación de capacidad y es preferible no arriesgar con pérdidas importantes para garantizar la continuidad en el año 2021 con una situación diferente y menos complicada".

El mantenimiento del complejo "es inviable con menos de 100 personas diarias cuando lo normal son siete veces más y, además, la contratación de más puestos de trabajo para realizar tareas de limpieza constantes. Las cuentas no salen y se ha optado por no abrir las instalaciones donde ya se realizaron mejoras pensando en una temporada muy distinta".

El complejo dispone de 5 piscinas con aguas minero-medicinales cuya concentración de sal es del 25%, superior a la del Mar Muerto. El Gobierno de Aragón reconoce la condición oficial de "aguas minero-medicinales de uso tópico" que le convierten en el único complejo de estas características en Aragón y tal vez, en España.

La procedencia de bañistas fue muy diversa, en especial de las provincias de Huesca y de Zaragoza pero se notó la presencia de turistas catalanes, navarros y vascos, también de países europeos como Bélgica y Francia, entre otras nacionalidades, según recordó Riazuelo.

A cuenta de los beneficios de la temporada 2019 estaban previstas mejoras en zona de restaurantes con inversiones entre 70.000-80.000 euros y el aumento de los 20 puestos de trabajo temporal habituales. Algunas mejoras se realizaron y otras se demorarán aunque en siete años se han invertido más de 500.000 euros desde que se hizo cargo la sociedad vecinal.

A partir de entonces el cambio de modelo y de gestión mejoró mucho los resultados y los beneficios de cada temporada revierten en mejora de las instalaciones. Hace un año se realizó una inversión de 130.000 euros con recursos propios y subvención de 19.000 euros del Ceder Somontano en diversas mejoras que afectaron a la ampliación del restaurante y de la cocina.

Etiquetas