Somontano

SOMONTANO - FERIA TAURINA BARBASTRO

Barbastro se queda sin toros por cuarta vez en su historia

Los aficionados no podrán disfrutar este martes del festejo taurino de todos los 8 de septiembre

Barbastro se queda sin toros por cuarta vez en su historia
Barbastro se queda sin toros por cuarta vez en su historia
Á.H.

BARBASTRO.- Los aficionados y el público sentirán la añoranza de la corrida de toros en la tarde del día 8 de septiembre entre los festejos tradicionales de Barbastro desde el año 1892, cuando se inauguró la plaza de toros. Las no fiestas de este año llevan consigo que tampoco haya festejo taurino y será la cuarta vez en la historia que Barbastro se quede sin corrida taurina, con los antecedentes de los años 1949, por falta de recursos económicos del Ayuntamiento; y en 1993 por la declaración de ruina inminente en parte de la plaza, en la etapa de José Antonio Torres como presidente de la Comisión de Fiestas.

La más reciente fue en 2016 por decisión del Ayuntamiento presidido por el alcalde Antonio Cosculluela porque el pliego de condiciones de la empresa interesada en organizar la corrida no se ajustaba a reglas, procedimientos y principios básicos de la contratación administrativa, según el informe del secretario y de la interventora de 31 de agosto.

En esta ocasión -cuarta en la historia taurina- el Ayuntamiento que preside Fernando Torres -gran aficionado- tenía intención en que hubiera corrida y se recibieron propuestas de empresarios interesados en organizarla. Al mismo tiempo, se contrataron gradas portátiles para sustituir la antigua zona de sol cuyo demolición ya está prevista, según informó Torres, porque se encuentra en situación "peligrosa y con grave riesgo" detectado por los técnicos.

La demolición afectará a la parte más antigua que data del año 1892 y es la única que se conserva tras la remodelación de la plaza de toros iniciada el 15 de enero de 1994, aunque aquel año hubo corrida en plaza portátil cerca de las instalaciones deportivas de Escolapios, en la etapa de Elita Davias al frente de la Comisión de Fiestas.

Al año siguiente, 8 de septiembre de 1995, hubo corrida en la nueva plaza organizada por el empresario Manuel Lozano en tarde excelente porque se cortaron once orejas y rabo entre los diestros Víctor Mendes, Raúl Gracia "El Tato" y Javier Vázquez. En aquella corrida se despidió el empresario madrileño y siguió el zaragozano Ignacio Zorita.

A partir de entonces, durante 25 años, la plaza ha ofrecido el contraste visual entre la parte remodelada y la antigua zona de sol con el graderío construido sobre sillares de piedra arenisca que están muy deteriorados. El hundimiento parcial de una zona obligó a inhabilitarla hace dos años y, ahora, a la demolición por el riesgo que conlleva, según el alcalde.

Salvo que surjan nuevas situaciones como la actual originada por la pandemia, Fernando Torres desea que el año 2021 haya corrida de toros y si las obras no se hubieran terminado, se plantearía de nuevo el alquiler de gradas portátiles como ya estaba previsto.

La demolición de la parte más antigua del coso centenario se enmarca entre un proyecto urbanístico que afectaría a la zona más próxima, propiedad de una empresa constructora de Monzón. El estado actual del ruedo refleja la falta de tareas de mantenimiento originado por la falta de festejos taurinos.

Etiquetas