Somontano

SOMONTANO - AGROALIMENTARIO

Somontano supera el ecuador de la vendimia

Se han recogido más de 8.200.000 kilos de los 15.500.000 previstos

Somontano supera el ecuador de la vendimia
Somontano supera el ecuador de la vendimia
B.E.

BARBASTRO.- La vendimia en 29 bodegas de la D.O. Somontano ha superado el ecuador con 8.233.226 kilogramos de trece variedades, que suponen el 45 por ciento de la producción final,estimada en 15.500.000 kilos. Las cifras facilitadas por el Consejo Regulador reflejan un descenso respecto al año pasado en la misma fecha y encajan entre las previsiones del 25 por ciento menos de producción. A fecha del miércoles, el rendimiento es del -9,20 por ciento de kilo/hectárea entre las 3.868,30 hectáreas inscritas en la D.O. Somontano. A estas alturas solo faltan por vendimiar las variedades Moristel (59,72 hectáreas) y Alcañón (5,60), aunque su incidencia será muy pequeña en la producción final.

El volumen por variedades ofrece estas cifras: Chardonnay, 3.650.476 kilos, Gewürztraminer, 1.083.200; Merlot, 1.631.370; Tempranillo, 429.850; Syrah, 417.910; Sauvignon blanc, 304.300; Garnacha tinta, 300.720; Cabernet sauvignon, 289.900; Garnacha blanca, 65.100; Pinot noir, 45.240; Parraleta, 7.800; Riesling, 5.720; y Macabeo, 1.640 kilos.

Óscar Torres, director de certificación del Consejo Regulador, señala que "en el ecuador se cumplen las previsiones de campaña y si todo sigue así se conseguirán. En la práctica, se han vendimiado variedades importantes, por volumen, como Chardonnay, Gewürztraminer y gran parte del Merlot que afectan a parcelas de regadío en Barbastro. Se vendimian a buen ritmo las variedades Tempranillo, Syrah y Cabernet. La evolución es buena", apunta Torres.

Las tareas son nocturnas y así "se aprovechan las temperaturas y el producto que entra en bodegas es muy bueno, de forma escalonada, sin prisas y por tanto, estamos satisfechos". En la mitad de vendimia restante, la variedad Cabernet, será la más importante por volumen de producción".

Respecto a la mano de obra, señala que "en total son 350 viticultores que conlleva la dependencia directa de similar número de familias. Además, las empresas de servicio con máquinas de vendimiar y trabajadores propios, por supuesto, los de las bodegas. En total, cerca de mil personas en diferentes tareas". Hasta ahora la temperatura es buena, pero "se agradecería alguna lluvia para refrescar el ambiente y aportar agua a la planta". Los efectos de la pandemia no se notan en vendimia porque el 95 por ciento se hace con maquinaria y las bodegas han tomado todas las medidas necesarias.

Por otra parte, el secretario del Consejo Regulador, Francisco Berroy, hace balance de la situación del sector desde marzo -inicio de pandemia- hasta agosto. "La recuperación es inviable en general y en el Somontano el 60 por ciento de ventas dependen del sector de hostelería a través del Canal Horeca que estuvo cerrado durante dos meses. La recuperación de aquellas ventas es casi imposible", señala.

A la salida del confinamiento, "han ido bien pero las noticias referentes a Aragón ralentizaron las ventas, aun así las bodegas no estás descontentas, en general, porque no han ido tan mal como pensaban. Ahora llega un nuevo período incierto que no es beneficioso. A finales del año 2019, las ventas aumentaron en torno al 10 por ciento y en 2020, la Federación Española del Vino estima una bajada del 15 por ciento en general, no solo en vinos. Ahora lo firmaríamos porque la recuperación es muy lenta", dice.

En cuanto a la exportación, apuntó que "las afecciones han sido globales en todos los mercados, pero Somontano ha sufrido menos los efectos porque se enmarca entre la alimentación y ventas "online" que han servido un poco de colchón para mitigar los efectos. El sector de hostelería sufre el mayor varapalo en España y costará un poco". En esta ocasión, "el descenso estimado en la vendimia corta vendrá bien a las bodegas", concluye.

Etiquetas