Somontano

SOMONTANO - SECTOR OLEÍCOLA

La almazara de Colungo vuelve a molturar tras 12 años de cierre

Las instalaciones están a disposición de los agricultores, sean o no vecinos del pueblo, y la previsión es procesar cerca de 40.000 kilogramos esta campaña

La almazara de Colungo vuelve a molturar tras 12 años de cierre
La almazara de Colungo vuelve a molturar tras 12 años de cierre
S.E.

BARBASTRO.- La almazara de aceite ha vuelto a molturar en Colungo, después de que se cerrara hace doce años, por iniciativa del Ayuntamiento que preside Fernando Abadías, que está entre los usuarios de las instalaciones puestas a disposición vecinal. Hasta ahora se han molturado 20.000 kilos de olivas de variedades alquezarana y empeltre, entre las habituales en la zona, y la previsión para la primera campaña está en cerca de 40.000 kilogramos. Las instalaciones están a disposición de los agricultores interesados en molturar sus olivas, sean o no vecinos del pueblo.

Fernando Abadía señala que "este año optamos por recuperar la actividad porque la maquinaria está en perfectas condiciones para el uso, ya que solo se molturó durante dos medias campañas tras llevar a cabo el proyecto de remodelación del antiguo molino". Aquella actuación se enmarcó en el ámbito de las acciones que financió la Diputación Provincial de Huesca (DPH) por iniciativa de la Comisión de Iniciativas Locales. Se hizo extensiva a otras localidades de la comarca como Adahuesca (cerrada), Santa María de Dulcis y Salas Altas, entre otras.

La apertura de la almazara ha tenido "buena respuesta vecinal y de agricultores de la zona", según Fernando Abadías, quien adelanta la intención de "constituir una cooperativa para el año 2021 para gestionar la almazara que llevaría consigo previsiones de aportaciones para un capital aproximado de 70.000 euros. En este sentido, la disposición municipal para encauzar el proyecto está clara, según el alcalde. "La cesión de instalaciones sería la primera decisión", avanza.

Al mismo tiempo, se plantea la posibilidad de crear una marca propia que caracterice al aceite de Colungo que ya disfruta de productos con referencia propia, entre ellos el anís que se destila en la localidad. De esta manera, la venta de aceite de Colungo se incorporaría al mercado del sector donde ya hay marcas muy consolidadas. En principio, son previsiones tras la apertura de la almazara.

Mariano Altemir, alcalde de Alquézar, responsable de la almazara vecinal y entre los impulsores del proyecto para la D.O. Aceite Somontano, señala que "la reapertura es una decisión importante del Ayuntamiento y de los vecinos porque se recupera una almazara donde la DPH realizó una inversión importante y solo se rentabilizó entre dos campañas y media. La propuesta de una cooperativa para gestionar la almazara está en línea de aprovechar las instalaciones y si tienen intención se podrían unir al proyecto de la Denominación de Origen con las obligaciones que lleva consigo".

El proyecto avanza con firmeza y se considera una herramienta necesaria para impulsar el sector tras culminar un proceso que comenzó hace 15 años por iniciativa de Comarca y Ceder Somontano con el objetivo de competir en mercados, "no solo por la calidad del producto sino por la personalidad diferenciada que facilitan los suelos, condiciones climáticas concretas y variedades de aceitunas", según indica Mariano Altemir.

Las cifras finales de la almazara de Colungo, estimadas entre 40.000 y 50.000 kilogramos, se sumarán a las previsiones de 4.310.000 kilogramos de producción olivarera facilitadas por las cinco almazaras del Somontano en el inicio de campaña, cuyos resultados definitivos se conocerán en la segunda quincena de diciembre.

En concreto, las almazaras de Aceites Noguero, Cooperativa San Antonio, Aceites Ferrer (Bierge), Ecostean, Alquézar y Cooperativa La Unión (Salas Altas). De todas, en Alquézar, Salas Atas (parte) y Colungo son vecinales. Además del aumento importante de producción, de 2.587.000 kilogramos estimados, el denominador común es la excelente calidad de los primeros aceites según las fuentes consultadas.

Etiquetas