Somontano

SOMONTANO - PATRIMONIO

El Museo Diocesano de Barbastro expone talla restaurada de la Virgen de Linares de Benabarre

Si bien sigue el modelo románico de imagen en posición frontal, muestra algunos rasgos que anuncian el gótico

El Museo Diocesano de Barbastro expone talla restaurada de la Virgen de Linares de Benabarre
El Museo Diocesano de Barbastro expone talla restaurada de la Virgen de Linares de Benabarre
Á.H.

BARBASTRO.- La talla de la Virgen de Linares (siglo XIII) se expone en la segunda planta del Museo Diocesano en cuyo taller se ha restaurado. La cesión temporal de la obra, procedente de la iglesia parroquial de Benabarre, permitirá ver la talla en madera policromada que representa a la Virgen sedente con el Niño en su regazo. Si bien sigue el modelo románico de imagen en posición frontal, muestra algunos rasgos que anuncian el gótico, como son un tímido esbozo de sonrisa o el desplazamiento del Niño al lado izquierdo. En la restauración se le adhirieron unos pináculos goticistas a ambos lados del trono y presenta repintes, según informan fuentes del Museo.

Hace cuatro años, en la primera sala del Museo se expuso el retablo de Santa Elena, procedente de Benabarre, tras la excelente restauración realizada durante tres años de proceso para "recuperar" una magnífica obra del gótico internacional del siglo XV, atribuida al pintor Pere Teixidor por encargo de Domingo Pons.

Por otra parte, el Museo Diocesano se cerrará a partir del próximo 6 de enero para acometer las tareas previstas en su Plan de Conservación Preventiva que incluye aspectos vinculados a las condiciones ambientales de temperatura y humedad relativa, intensidad lumínica, control de plagas, tareas de limpiezas y revisiones periódicas. La supervisión permanente de las piezas por parte de personal cualificado permite tratarlas en cuanto se detecta una mínima alteración.

El Museo Diocesano es uno de los pocos centros aragoneses que disponen de un restaurador en su plantilla y se restauraron más de un centenar de obras desde su apertura hace diez años, el 15 de diciembre de 2010 y a partir de entonces la colección permanente se ha ampliado con 70 piezas, procedentes de 49 parroquias diocesanas. En las salas se exponen 300 obras de arte "algunas son muy destacadas, de valor diferente" en opinión del director Ángel Noguero.

En este sentido señala que "el Museo es para verlo con calma, sin prisas, saborearlo en cada momento. La colección de tecas, por ejemplo, es una maravilla, también los tejidos medievales pero las obras de pintura gótica tienen un valor extraordinario". Al mismo tiempo, valora la importancia que tiene como "foco de cultura" y el significado religioso por "el mensaje de fe" que entrañan todas las piezas y objetos expuestos entre las salas de tres plantas con pinturas de varios estilos, tecas, arqueología, orfebrería, exposición de 14 medias figuras del barroco de gran fuerza expresiva, gradas y frontal de plata del altar mayor de la Catedral, pantocrátor de Vió, bustos, relicarios, textiles y libros, entre otros.

Etiquetas