Somontano

SOMONTANO - REAPERTURA

El Museo Diocesano de Barbastro abre sus puertas

El espacio ha finalizado los trabajos de mantenimiento, limpieza y conservación

El Museo Diocesano de Barbastro abre sus puertas
El Museo Diocesano de Barbastro abre sus puertas
Á.H.

BARBASTRO.- El Museo Diocesano abrió sus puertas de nuevo este sábado una vez finalizadas las tareas de mantenimiento, limpieza y conservación preventiva de la colección completa de 300 obras expuestas.

María Puértolas, subdirectora y entre las restauradoras de este espacio, explica que las labores de inspección "se realizan en el transcurso del año por el personal técnico del Museo".

Comenta que "ahora se realiza de forma detallada un reconocimiento y limpieza profunda de las instalaciones y las obras de arte para comprobar el estado de conservación y detectar cualquier mínima alteración para evitar posibles daños al actuar de forma inmediata".

Las tareas incluyen las obras de arte de parroquias que se han restaurado en el taller del museo que "se revisan y conservan de forma periódica".

La subdirectora del Museo Diocesano de Barbastro destaca la importancia de esta labor. "Es fundamental porque permite seguir de cerca el estado de conservación, detectar alteraciones posibles y evitar daños futuros. Las tareas más habituales son la recolocación de las piezas y la rotación de algunas, además de otras menores de conservación", comenta.

Respecto a la frecuencia de cambio de piezas y obras expuestas, explica que "para los tejidos se sigue la recomendación de rotación trienal para facilitar los ciclos de exposición y descanso. El resto de las piezas depende de las necesidades expositivas, de conservación o restauración, aunque suele haber rotación".

En cuanto al peor enemigo para la conservación y mantenimiento de las obras, apunta que "en un museo los enemigos se reducen porque las condiciones ambientales de conservación y las tareas preventivas permiten un control sobre las piezas para una intervención inmediata en caso necesario".

Las intervenciones mínimas para buscar el equilibrio entre la conservación y la exposición requieren del "control por parte de técnicos especialistas para mantener la conservación correcta de las piezas y obras de arte en todo momento".

Por otra parte, en el taller de restauración del Museo Diocesano "se interviene en una talla en piedra policromada procedente de Azanuy y en una pintura sobre tabla de la iglesia parroquial de Alcolea de Cinca".

María Puértolas indica, por último, que ante la posibilidad de que el próximo 15 de febrero devuelvan las 111 obras de arte y piezas depositadas en el Museo de Lérida, están "preparados para recibirlas, sin problemas", y tienen "el protocolo necesario".

La fecha es la marcada por el juez Carlos Lobón para la ejecución provisional de la sentencia, que pidieron el Obispado de Barbastro-Monzón y el Gobierno de Aragón.

Etiquetas