Somontano

SOMONTANO - DEVOLUCIÓN DE LOS BIENES DE BARBASTRO-MONZÓN

La entrega de las obras pendientes de devolución no tiene fecha

El Consorcio del Museo de Lérida está pendiente de que el Juzgado ratifique la orden de traslado

La entrega de las obras pendientes de devolución no tiene fecha
La entrega de las obras pendientes de devolución no tiene fecha
Á.H.

BARBASTRO.- La entrega pendiente de 88 obras de arte para completar las 111 que afectan a la ejecución provisional de la sentencia y ordena la devolución al Obispado de Barbastro-Monzón aún no tiene fecha fija. El Consorcio del Museo de Lérida está pendiente de que el Juzgado de Barbastro ratifique, si procede, la orden de traslado y señale una fecha. Hasta ahora, el Obispado y el Gobierno de Aragón desconocen cuándo será y han denunciado a la jueza el incumplimiento de la ejecución provisional de la sentencia de fecha 17 de diciembre de 2020 que tuvo de plazo límite hasta el pasado lunes, 15 de febrero.

Aquel día devolvieron 23 piezas de metalistería y orfebrería, ni siquiera las 28 sobre las que el Obispado de Lérida se allanó en el trámite de contestación a la demanda. Es decir, ni se cumplió con las obligaciones ni se fijó una fecha para devolver las 88 obras de arte restantes, entre ellas están 28 Bienes de Interés Cultural (BIC) que son las más importantes.

La colección se completa con 89 Bienes Inventariados por el Gobierno de Aragón de los que 23 se devolvieron este lunes y están en el almacén en espera de que pase una breve cuarentena previa a tareas de limpieza y restauración, posibles en una ejecución provisional, según fuentes consultadas. Una actuación similar se hizo en el Monasterio de Villanueva de Sijena con las obras devueltas por los museos Nacional de Arte de Cataluña y de Lérida, expuestas.

En espera de conocer noticias concretas sobre la devolución de todas las piezas, en el Museo Diocesano están decididos hace tiempo los espacios para exponer las mejores obras, entre ellas el frontal de San Hilario (s. XII), procedente de Buira, cuya foto figura ante el pantocrátor de Villamana (s. XIII) que decoraba el ábside original de la iglesia del núcleo más pequeño de La Solana en la comarca del Sobrarbe.

El frontal es una pieza singular y valiosa a la que se destinará uno de los mejores espacios en el Museo. Hasta un total de 25 piezas -pendientes de recibir- y con ganas de "sustituir las fotos por obras originales desde hace 10 años cuando se inauguró el Museo", según informa la subdirectora, María Puértolas. Se refiere, entre otras obras, al frontal de Treserras (s. XIII), sarcófago de Nachá (XIV), arqueta de Buira (XIV), San Miguel (XIV), Calvario (XV), San Pablo (XV), San Pedro (XV), San Martín Obispo (XV), San Pedro y San Pablo (XVI), santa Ana (XV), Virgen María (XIV), retablos de san Cristóbal (XV) y san Antonio Abad (XV).

A la colección del Museo con 300 obras de parroquias diocesanas se sumará el patrimonio artístico de 49 aragonesas segregadas de la Diócesis de Lérida para formar la nueva Diócesis de Barbastro-Monzón, el 15 de junio de 1995. Un cuarto de siglo más tarde el público las verá y valorará la importancia del Museo como "foco de cultura y el significado religioso por el mensaje de fe que entrañan todas las piezas y objeto expuestos", indica el director Ángel Noguero, delegado diocesano de Patrimonio.

Etiquetas