Somontano

SOMONTANO - CASA AMPARO DE BARBASTRO 

Obispado y Ayuntamiento de Barbastro renuncian a formar parte del Patronato de la Casa Amparo

Han sido patronos natos desde el 14 de febrero de 1905 

Ángel Pérez, obispo de la Diócesis y Fernando Torres, alcalde de Barbastro
Ángel Pérez, obispo de la Diócesis y Fernando Torres, alcalde de Barbastro
Á.H.

El obispo de la Diócesis, Ángel Pérez y el alcalde de Barbastro, Fernando Torres, han presentado sus renuncias a formar parte del Patronato de la Fundación Casa Amparo que rige esta institución. Las decisiones son extensivas al deán de la Catedral, Francisco Huerva, que era vicepresidente y también al secretario, Antonio Campo, según informan dos comunicados de Prensa emitidos este viernes. El obispo y el alcalde, como representantes en distintas etapas, han sido patronos natos desde el 14 de febrero de 1905 cuando se constituyó el Patronato para gestionar Casa Amparo que hoy es Residencia para Mayores, dirigida por Paqui Olivares, con capacidad para 88 personas, plantilla de 50-52 trabajadores.

Obispado y Ayuntamiento no son propietarios y del Patronato forman parte personas independientes que gestionan el patrimonio y los recursos disponibles. En la nota de prensa del Obispado se informa que “de acuerdo con el artículo 16 de los estatutos, el obispo ejercía la presidencia y desde esa responsabilidad ha instado la adopción de medidas para garantizar la viabilidad presente y futura de la entidad. A pesar de haber revertido la situación económica negativa y ante las discrepancias con algunos miembros del Patronato, ha renunciado al derecho de forma parte de este órgano de gobierno y antepone -por encima de todo- los intereses de la Casa Amparo”.

Por su parte, el alcalde Fernando Torres comparte la decisión en los mismos términos y se informa, en ambos casos, que “estas decisiones, como marca la ley, se han formalizado ante notario y se ha comunicado al Patronato de Fundaciones y a los actuales patronos de la Casa Amparo”.

Las decisiones se han adoptado dos años después de que las últimas religiosas se fueran de Barbastro por decisión del Consejo Provincial de la Compañía de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl tras llevar a cabo una gran labor asistencial desde el 30 de mayo de 1867 durante 152 años.

Casa Amparo de Barbastro
Casa Amparo de Barbastro
Á.H.

Los inicios de la historia de la Casa Amparo se remontan a febrero de 1767 cuando se solicitó un Hospicio para hacer frente a las necesidades, aunque la construcción de la Casa de Misericordia fue en abril de 1778 con autorización y bendición de la Santa Sede. El edificio quedó en estado ruinoso tras el paso de los franceses y languidecía hasta que en 1856 emergió la figura del barbastrense Pablo Sahún -tiene calle dedicada- que fue uno de los benefactores principales.

Las religiosas de San Vicente de Paúl entraron el 30 de mayo de 1867 por convenio entre el Ayuntamiento y la Congregación para cuidar a los asilados. Hasta el año 1874, la Casa Amparo se rigió por el Reglamento del protectorado de beneficencia aprobado por el Ayuntamiento que participa desde el 18 de diciembre de 1900. Cinco años más tarde, el 14 de febrero de 1905, el Ministerio de Gobernación autorizó la inscripción del Patronato como persona jurídica, figura que continúa, aún. 

Casa Amparo de Barbastro
Casa Amparo de Barbastro
Á.H.
Etiquetas