Somontano

ALTO ARAGÓN AGROALIMENTARIO

Proyectan exportar aceite sólido del Somontano a países nórdicos

La empresa “Las Arbequinas de Rosalía”, en Monesma de San Juan, pretende fomentar su consumo por las cualidades organolépticas

Una de las ventajas del aceite sólido es que mantiene las propiedades del aceite de oliva virgen
Una de las ventajas del aceite sólido es que mantiene las propiedades del aceite de oliva virgen
Las Arbequinas de Rosalía

La empresa de cultivo de aceitunas “Las Arbequinas de Rosalía”, situada en el núcleo de Monesma de San Juan, dentro del municipio de Ilche, ha desarrollado un aceite sólido con el que tiene como principal objetivo expandirse en los países nórdicos europeos.

Así lo indica Juan Mariño, miembro de la misma empresa, quien destaca que la idea surge de la elaboración propia del aceite y al compararlo con el que distribuye en los lineales de los supermercados. “empezamos a barajar de qué forma podríamos destacar”.

Como propuesta de innovación apuesta por “la manera de llevar el aceite de oliva virgen extra, como buque insignia de la dieta mediterránea, a aquellas culturas que no tienen aceite en la cocina, a los países nórdicos, donde cocinan con grasas sólidas”.

Tras ver por la televisión la realización de un plato con virutas de aceite, Mariño empezó a contemplar la posibilidad de “transformar un aceite líquido sin desvirtuar las propiedades del aceite de oliva virgen extra y convertirlo en una pasta para untar, y como competencia de una de las grasas que se llevan a la cocina”, en referencia a las grasas y a las mantequillas.

Una pastilla de aceite sólido desarrollado por la empresa de Monesma de San Juan
Una pastilla de aceite sólido desarrollado por la empresa de Monesma de San Juan
Las Arbequinas de Rosalía

Recuerda que en el año 2012, la empresa recibió un cheque tecnológico de Ibercaja y junto a la Universidad de Zaragoza realizaron un estudio con ratones de laboratorio que se alimentaron con aceite sólido elaborado por “Las Arbequinas de Rosalía” y también con margarinas y mantequillas de otras marcas comerciales.

Un tiempo después, los ratones fueron objeto de un estudio de la afectación de las arterias que entraban al corazón. El resultado fue que los animales menos afectados en las arterias del corazón fueron los que consumieron este aceite. “Eso nos indica que es un producto que presenta beneficios para la salud”, subrayó Marino.

En los análisis de laboratorio, se determinó que “el aceite sólido presenta las mismas cualidades organolépticas que el líquido y solo presenta un aumento del ácido esteárico, que el intestino humano convierte en ácido oleico por lo que no representa un problema para la salud”.

En este sentido, subraya que se trata “de un producto totalmente natural, es beneficioso para la salud, marida muy bien con dulces, salados y ahumados”. El producto está pendiente de un inversor para poder darle una salida comercial, destaca Juan Mariño, si bien ya ha sido presentada en ferias veganas. Indicó que el proceso de solidificación “se realiza a temperatura normal, mezclando el aceite con cacao en una amalgama aunque necesita después de cadena de frío del mismo modo que una mantequilla, margarina o chocolate”.

Una de las ventajas del aceite sólido, “es que no hay goteos ni escorrentías y es adecuado para la presentación canapés” por lo que le auguró muchas aplicaciones en el ámbito culinario.

La ilusión del proyecto sigue latente para esta pequeña empresa que dispone de 4.000 olivos en superintensivo de variedad arbequina, quien se encuentra a la espera de un inversor para dar forma definitiva a este proyecto. 

Etiquetas