Somontano

SOMONTANO / ACTIVIDADES

El mercado medieval llena Barbastro de historia y artesanía

El programa “Cuna y Corona” llevó ayer el Medievo a las calles de la localidad

El mercado medieval estuvo así de animado.
El mercado medieval estuvo así de animado.
Á.H.

La sombra de la reina Petronila (1157-1164) fue alargada en el mercado medieval celebrado el pasado sábado en Barbastro con ambiente comercial muy bueno y recreaciones interesantes, enmarcado en el programa “Barbastro. Cuna y Corona”, organizadas por la Asociación Empresarios de Somontano de Barbastro (AESB), el Área de Desarrollo del Ayuntamiento y la empresa local Diferente y Destino S. L.

En cierto modo recordó a la Feria de la Candelera, de menores proporciones, entre la plaza de Aragón, paseo del Coso, calle San Ramón, plaza del Mercado y barrio del Entremuro, donde se concentraron las actividades. En febrero no fue posible la celebración de la emblemática feria local pero si algo quedó claro fue el ambiente animado y las ganas de disfrutar por parte del numeroso público desde las 10 hasta las 21 horas.

El mercado, con 21 puestos atendidos por vendedores y vendedoras ataviados con vestimenta de la época medieval, despertó interés por la variedad de contenidos. La mayor concentración fue entre la plaza de Aragón y paseo del Coso, extensiva al itinerario callejero hasta plaza del Mercado, donde la coincidencia con el tradicional mercadillo de frutas y hortalizas fue un aliciente.

Una de las escenas teatralizadas en torno a la historia de Petronila de Aragón.
Una de las escenas teatralizadas en torno a la historia de Petronila de Aragón.
Á.H.

Hubo talleres de pintura clásica, orfebrería, bordado y otras modalidades, entre ellas cabezudos, alameda de aprendices, puestos de venta de casi todo, un picapedrero con carnet d’ artesá o el cucharero Ramón Agraz, que tampoco faltó a la cita habitual siendo uno de los artesanos locales más veteranos por años de carnet y oficio. En el mismo sector, se vieron puestos de venta de artículos agroalimentarios, manualidades, taller de caligrafía, exposición de espadas y objetos medievales del barbastrense Guillermo Blázquez, tallas de madera y otros.

La empresa local Gráfica Editores optó por un espacio de venta de libros cerca del busto del General Ricardos, lugar de paso ideal para que el público se fijara en los autores Carmina Martínez, Alfonso Carrasquer y José Manuel Surroca que firmaron ejemplares de sus obras. Además, hubo ofertas de ocasión con lotes de dos obras Joaquín Costa, y Petronila y la Corona de Aragón, ilustradas por Juanfer Briones. En el puesto próximo, dulces y postres elaborados por Pastelería Biarritz. En la plaza del Mercado, los últimos tomates rosa de la temporada, además de las frutas y hortalizas. En este ambiente, no faltó el pasacalles con música medieval y despertaron interés las visitas guiadas con escenas teatralizadas en torno a la historia de Petronila de Aragón donde participaron una docena de actores y actrices locales.

Puesto de talla de piedra, entre los 21 que se pudieron ver en las calles de Barbastro.
Puesto de talla de piedra, entre los 21 que se pudieron ver en las calles de Barbastro.
Á.H.

El alcalde Fernando Torres fue espontáneo: “A la reina Petronila le agradaría este ambiente y seguro que las sensaciones serían muy buenas. Creo que estaría orgullosa de celebrar estas actividades que recuerdan su figura real y el hecho de que Barbastro haya sido cuna y corona de Aragón. Sobre todo, es importante que hoy estamos en la calle y se respetan las normas”.

Belinda Pallás, concejala de Desarrollo, destacó “el gran ambiente en torno al mercado medieval y todas las actividades organizadas. La gente está contenta porque teníamos ganas de vivir el ambiente de ferias en la calle y de retomar la normalidad, además el tiempo ayuda mucho”. José Antonio Pérez, presidente de la AESB, resaltó “el interés que ha despertado esta convocatoria popular con mezcla de cultura, tradición, artesanía y comercio que hacen posible, en conjunto, el éxito de esta

Etiquetas