Somontano

El Museo Diocesano de Barbastro cierra sus puertas para preparar la exposición sobre los bienes

Se abrirán de nuevo a finales de noviembre o comienzos de diciembre con 50 de las 111 piezas de arte religioso devueltas por el Museo de Lérida

Imagen del Frontal de Buira
Imagen del Frontal de Buira
A. H.

El Museo Diocesano de Barbastro-Monzón cerró sus puertas el lunes, tras finalizar la exposición temporal de 30 obras de Isabel Guerra que ha sido la primera en Barbastro y en Huesca de la religiosa pintora. Se abrirán de nuevo a finales de noviembre o comienzos de diciembre con el nuevo discurso museográfico que incluirá 50 obras seleccionadas entre la colección de 111 piezas de arte religioso devueltas por el Museo de Lérida, entre ellas los frontales de Treserra y de Buira, San Blas (Algayón), virgen de Zaidin y textiles de Roda de Isábena.

Las obras están en el Museo por ejecución provisional de la sentencia del 10 de diciembre de 2019 cuando el magistrado Carlos Lobón, titular del Juzgado de Barbastro, ordenó la devolución inmediata de las piezas de arte que son propiedad de 44 parroquias aragonesas del Obispado de Barbastro-Monzón. La ejecución provisional de la sentencia a petición del Obispado de Barbastro-Monzón se realizó en cuatro entregas durante los días 15 y 22 de febrero, 5 y 10 de marzo, por orden de la jueza sustituta María Pilar Juste.

La apertura del Museo con la colección de obras está prevista con acto oficial -aún sin fecha- y coincidirá en el tiempo con el auto de ejecución provisional de la sentencia, dos años después. Si la exposición de Isabel Guerra se rubrica con éxito en visitantes “ha sido un subidón enorme” en términos coloquiales del vicario general Ángel Noguero, director del Museo, “el nuevo discurso museográfico será muy fuerte”. A la nueva exposición de obras se suman los “Tres músicos” de Velázquez, de la colección privada Arthispania de Barcelona, cedida hasta el 21 de mayo de 2022.

Noguero señaló que “en conjunto, es la mejor forma de celebrar el décimo aniversario de la apertura del Museo Diocesano que fue el 15 de diciembre de 2010 en la etapa del obispo Alfonso Milián”. Once años más tarde, las obras de arte por las que litigó el Obispado durante 25 años estarán entre las salas del Museo donde estuvo el antiguo Palacio Episcopal (siglo XVI). El proyecto de rehabilitación realizado con recursos del Gobierno de Aragón en la etapa del presidente Marcelino Iglesias se llevó a cabo con el objetivo de que albergara las obras devueltas.

Desde que llegaron a Barbastro han sido objeto del protocolo habitual que no incluye restauración porque la sentencia es provisional y mientras no sea definitiva el Obispado se hace responsable de la colección depositada en el Museo. Sede oficial en representación de las parroquias cuyos titulares cedieron poderes para reclamar la devolución de obras y piezas. Los recursos presentados por las partes litigantes siguen su curso en Audiencia Provincial donde podrían estar cerca de dos años y después seguirían curso hasta el Tribunal Supremo. Mientras, las obras seguirán en Barbastro.

Se han examinado todas y cada una para conocer su estado y también la aclimatación al nuevo espacio. La exposición de 50 piezas seleccionadas lleva consigo la dotación de soportes necesarios y nuevas vitrinas gracias al apoyo y recursos de la Asociación de Amigos del Museo. En este sentido, “el protocolo se ha cumplido a rajatabla y así seguiremos porque el Museo es responsable de todas las obras en general” según Noguero.

La mayoría de las obras devueltas por el Obispado de Lérida salieron de las parroquias originarias durante la etapa del obispo Meseguer y Costa entre los años 1889-1905. Por tanto, han tardado entre 116 y 132 años en volver a Aragón. La procedencia es de 44 parroquias diocesanas. En la colección hay 28 Bienes de Interés Cultural (BIC) y 89 Bienes Inventariados en el Patrimonio Cultural Aragonés.

Los alumnos altoaragoneses conocerán el centro

La Federación de Sindicatos Independientes de la Enseñanza (FSIE) ha planteado la posibilidad de que los alumnos altoaragoneses conozcan el Museo Diocesano y su vinculación con la historia del patrimonio religioso devuelto, en visitas guiadas durante el curso escolar, a partir de febrero y marzo de 2022. La propuesta de Ángel Morán, secretario general del FSIE en Huesca, ha tenido buena acogida y afectaría a cerca de 600 alumnos aragoneses, según cifras estimativas.

Los directivos del Museo “están en buena disposición de colaborar porque es una iniciativa pionera que afectará a profesores y alumnos de Primaria, Secundaria, Bachillerato e Infantil de colegios en Sabiñánigo, Jaca, Huesca, Barbastro, Monzón, Binéfar, Fraga y Benasque”. FSIE reconoció la labor conjunta del Obispado y del Gobierno de Aragón con la entrega del Magister, el 15 de junio de 2021, por el trabajo en común para recuperar el patrimonio y el apoyo al Obispado.

Etiquetas