Somontano

PATRIMONIO

Comienzan las obras para rehabilitar el pórtico de Santa María Magdalena en Hoz de Barbastro

Llegan con cinco años de retraso y suponen una inversió de 200.000 euros

Obras en la iglesia parroquial de Barbastro
Obras en la iglesia parroquial de Barbastro
Á. H.

Las obras que afectan a la cubierta y rehabilitación integral del pórtico de la iglesia parroquial dedicada a Santa María Magdalena (siglo XVII) en la localidad de Hoz de Barbastro se han iniciado después de cinco años de demora por diferentes motivos, según informa el alcalde Juan José Millaruelo quien destaca la aportación vecinal “con recursos suficientes para comenzar”. En la inversión de 200.000 euros participan el Obispado (85.000 €) y los vecinos (130.000 €) entre ellos un empresario natural del pueblo que reside en Cataluña y ha hecho “una aportación especial”.

Millaruelo se refiere a la ejecución del proyecto en términos de “necesidad porque el tejado estaba con uralita desde que sustituyeron la cubierta hace muchos años. La gente se ha portado de maravilla porque se ha conseguido una cifra importante en un pueblo de 70 vecinos, entre los censos más bajos del Somontano, aunque han colaborado desde fuera”. A partir del inicio de las obras, desde este fin de semana el párroco Francisco Campo -natural de Costean en el municipio- celebrará la misa y cultos litúrgicos en el salón de Plenos del Ayuntamiento y en el Centro Social “donde se esté mejor y más caliente durante los cuatro meses de duración estimada de las obras”.

La iglesia situada en la parte más alta del pueblo data del siglo XVII y se edificó sobre los restos del castillo medieval. En la arquitectura confluyen diversas tendencias estilísticas entre “elementos constructivos góticos con bóvedas de crucería, renacentistas en cúpula de casetones sobre el crucero y decoración mudéjar de yeserías en arcos” según información facilitada por Comarca de Somontano.

Una parte del presupuesto para ejecutar el proyecto se gastará en quitar la uralita del tejado por medio de una empresa especializada, la instalación de andamiajes y dotación de medidas de seguridad. La inversión mayor será la construcción del tejado nuevo con teja árabe y en la restauración integral del pórtico. “En el pueblo lo más visitable que tenemos son la iglesia y el molino oleario, así que no hay dudas en realizar inversiones porque son necesarias”

En este sentido, Millaruelo valoró la buena disposición del Obispado, propietario de la iglesia, “se nota que el ecónomo José Huerva es párroco que conoce bien estas situaciones. El tejado se cambió hace 35 años cuando sustituyeron tejas por uralita y con el tiempo ha habido muchos problemas además es mejor la estética con tejas”.

Por su parte, el párroco Francisco Campo señaló que “las obras son muy necesarias para eliminar humedades y cambiar el tejado de uralita que no es saludable. Se evitan posibles riesgos y se eliminan goteras, el deterioro es evidente en algunas paredes y con las obras se solucionarán problemas”. La asistencia habitual al culto es limitada “en las obras contribuyen todos y se agradece porque la iglesia está al servicio del pueblo” señaló Campo.

Etiquetas