Somontano

PATRIMONIO NATURAL

La Olivera de Nadal, declarada árbol singular de Aragón

Disfrutará de protección especial por sus características

Olivarera de Nadal
Olivare de Nadal
A. H.

El Gobierno de Aragón ha aprobado la declaración de la “Olivera de Nadal” como árbol singular de Aragón y se ha sumado al Catálogo de árboles y arboledas singulares que disfrutan de protección especial por sus características. La Orden se ha publicado en el BOA tras la Resolución del Director General del Medio Natural y Gestión Forestal que inició el procedimiento habitual. A partir de ahora, el Parque Cultural del Río Vero cuenta con dos árboles singulares con la Carrasca milenaria de Lecina.

La olivera está en Colungo de cuyo Ayuntamiento partió la iniciativa según el alcalde Fernando Abadías que se ha mostrado “muy contento por los resultados finales, fruto de la sensibilidad e interés hacia esta Olivera emblemática”. Las medidas son singulares, 13’65 m. de perímetro del pie, 7’20 metros de diámetro de copa y 8’66 metros de altura.

Es diferente a las variedades conocidas en el Somontano y recibió la mención especial al Mejor Olivo Monumental de España 2017 por la Asociación Española de Municipios del Olivo, en Jaén, que valoró así la candidatura presentada por Mariano Lisa, consejero de la Comarca. Se considera un árbol casi milenario y su propietario fue el agricultor José Andreu Zamora, la cuidó con esmero durante su vida hasta que falleció con 94 años el día 20 de enero de 2020.

No se sabe quién la plantó en la finca según contó en la última entrevista publicada en Diario del Alto Aragón. En aquellas declaraciones dijo que “esto no se hace en cuatro días sino en toda la vida, es legado familiar milenario”. José Andreu la cuidó desde que tenía 10 años de edad y destacaba las características del tronco, “es tan grande y hueco que se podría dormir en su interior que tapé para que no entrara nadie”. En el año 1944 dio 300 kilos de olivas, cifra inusual. En la actualidad pertenece a su hija Conchi que con su marido Alfredo participaron en el reciente homenaje con la plantación de una estaquilla de la Olivera en el Bosque de los Olivos, cerca de la ermita de Santa María de Dulcis.

Daniel Gracia, presidente de la Comarca, califica la declaración de árbol singular como “una noticia muy buena porque se sumará a los atractivos del Somontano”. Mariano Altemir, presidente del Parque Cultural, destacó “las características, tamaño, belleza, edad y estado de conservación”. En el inventario de la provincia de Huesca ya hay seis árboles singulares en Panticosa, Valle de Hecho, Benasque, Lascuarre y Bárcabo.

Etiquetas