Somontano

SOMONTANO/ JORNADA DE CONVIVENCIA

Jornada de convivencia en el monasterio de El Pueyo

El evento reunió a la Hospitalidad Diocesana Nuestra Señora de Lourdes

Participantes el sábado en la jornada de convivencia de la Hospitalidad Diocesana de Nuestra Señora de Lourdes.
Participantes el sábado en la jornada de convivencia de la Hospitalidad Diocesana de Nuestra Señora de Lourdes.
Á.H.

La Jornada de convivencia de la Hospitalidad Diocesana Nuestra Señora de Lourdes reunió el sábado 65 personas procedentes de diversas localidades diocesanas en el monasterio de El Pueyo con asistencia del obispo Ángel Pérez, del consiliario José María Ferrer y del presidente de la Junta Directiva, José María Sistac, entre otros. Se retomó la costumbre de los hospitalarios de reunirse durante el mes de mayo, ya que no fue posible hacerlo en los dos años anteriores por la situación de pandemia.

En esencia, la jornada se dirigió a voluntarios, hospitalarios, jóvenes, enfermos, personas con discapacidad, ancianos e interesados en conocer la Hospitalidad Diocesana que se constituyó en la Diócesis el 3 de septiembre de 1996 a raíz de la nueva configuración de los límites diocesanos. La iniciativa partió del sacerdote Miguel Huguet, primer consiliario, y de José María Sistac Puértolas, que la presidió durante 20 años hasta que falleció.

Su hijo José María sigue la labor como presidente de la Junta Directiva de la que forman parte diocesanos de Monzón, Barbastro, Fraga, Binéfar, Binaced, Fonz y Tamarite de Litera. La sede está en Monzón desde los inicios y se siguen los fines esenciales de la institución matriz, fundada en 1885 que se dedica a la recepción de peregrinos en el santuario de Lourdes, en especial enfermos y personas con discapacidad.

Las actividades celebradas en el monasterio de El Pueyo se iniciaron con la recepción previa a la santa misa que presidió el obispo Ángel Pérez, comida compartida en la hospedería, intervenciones del obispo, consiliario y del presidente, testimonios y proyección de la película sobre 25 años de la Hospitalidad “al lado del que sufre”, homenaje a los seis fundadores y oración.

La peregrinación diocesana a Lourdes se celebrará del 26 al 28 de agosto y entre las actividades recientes están la Pascua del Enfermo, concelebrada por el obispo Ángel Pérez y José María Huerva, arcipreste del Bajo Cinca, el pasado 22 de mayo en la iglesia de San Pedro en Fraga. Antes, el 12 de febrero, con motivo de la Jornada Mundial del Enfermo, se celebró el Rosario de Antorchas desde la iglesia de San Miguel, en Graus.

José María Ferrer, consiliario diocesano, recordó el sábado que “hacía falta y sigue haciendo falta, cuidar y custodiar a los enfermos. De alguna manera, todos lo somos. Cualquier persona, y más si es frágil y enferma, en cualquiera de sus mil posibilidades, merece ser cuidada”.

Etiquetas