Somontano

PLAN DE ACCIÓN

El Ayuntamiento de Barbastro apuesta por la Economía Circular

El Consistorio ha firmado la declaración de adhesión a la estrategia aragonesa

Fernando Torres y Belinda Pallás con Miguel Luis Lapeña.
Fernando Torres y Belinda Pallás con Miguel Luis Lapeña.
Ayuntamiento de Barbastro

El Ayuntamiento de Barbastro ha firmado la declaración institucional de adhesión a Aragón Circular como compromiso de la entidad local para la puesta en marcha de la “Estrategia Aragón Circular”.

Durante la reunión mantenida el pasado 1 de julio entre el alcalde de Barbastro, Fernando Torres, la concejal del Área de Desarrollo, Belinda Pallás y el Director General de Planificación y Desarrollo Económico del Gobierno de Aragón, Miguel Luis Lapeña, para abordar la colaboración entre ambas entidades para la celebración de la jornada de FERMA Innova sobre economía social, que se celebrará el 15 de septiembre, se acordó también la adhesión del Consistorio barbastrense a esta estrategia que tiene como finalidad la creación de un marco político, económico y social que permita en Aragón la transición hacia una economía innovadora, circular, competitiva, eficiente en el uso de los recursos, generadora de riqueza, empleo de calidad y vertebradora del territorio.

Esta firma supone el compromiso y la corresponsabilidad del Ayuntamiento barbastrense para que, junto al Gobierno de Aragón, se impulse la transición hacia un nuevo modelo económico en todo el territorio aragonés. Se trata de una declaración institucional en la que ambas entidades se comprometen a contribuir a la consecución de los objetivos establecidos en el Plan de Acción por la Economía circular en Europa alineada con la Estrategia Europea de Crecimiento 2020 y la Hoja de Ruta hacia una Europa Eficiente en el uso de los recursos, para una transición de la economía tradicional a un nuevo modelo de crecimiento basado en la sostenibilidad y el uso eficiente de los recursos.

Esta línea de apoyo se suma a las iniciativas del Área de Desarrollo del Ayuntamiento de Barbastro para alinear las estrategias municipales con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, como la obtención del sello RSA de Aragón de responsabilidad social, la celebración jornadas en torno a la economía circular celebradas el año pasado en el marco de FERMA Innova, así como la elaboración del Plan Estratégico de Desarrollo alineado con los ODS.

Compromisos

Mediante la rúbrica del documento, el Ayuntamiento de Barbastro se compromete a:

1. Contribuir a la consecución de los objetivos establecidos en el Plan de Acción por la Economía Circular en Europa alineada con la Estrategia Europea de Crecimiento 2020 y la Hoja de Ruta hacia una Europa Eficiente en el uso de los recursos.

2. Trabajar de forma individual y colectiva en promover un desarrollo socioeconómico de Aragón ecoeficiente en el uso de los recursos materiales y energéticos, disminuyendo el uso de los no renovables, contribuyendo a cerrar el círculo de los flujos de materiales y reducción de emisiones, garantizando la salud de los aragoneses y la protección de nuestro medio ambiente.

3. Informar y concienciar en el avance del modelo lineal al circular en nuestro ámbito de influencia empresarial, laboral, educativo o personal.

4. Fomentar la innovación en el ecodiseño en los productos, sus envases y los sistemas productivos, garantizando su eficiencia en el uso de energía y materiales, e incrementando su reutilización y reciclabilidad.

5. Identificar y potenciar nuevos nichos económicos derivados de la economía circular impulsando la I+D+i y creando entornos tecnológicos avanzados que potencien nuevas iniciativas y proyectos empresariales competitivos.

6. Contribuir a la lucha contra la despoblación y al desarrollo sostenible del territorio, fomentando la implantación de iniciativas productivas innovadoras que permitan localmente cerrar el círculo de los flujos de materiales, energía y servicios de las iniciativas industriales existentes o de nueva implantación.

7. Fomentar actividades empresariales que potencien el mantenimiento preventivo, la reparación y el mercado de segunda mano, incluyendo actividades del ámbito de la economía social, así como fomentar su utilización.

8. Disminuir los impactos derivados del uso de recursos respetando y priorizando la jerarquía europea, primando en las actividades productivas por este orden: la prevención en la generación, la reutilización, reciclado y valorización de los residuos como nuevos recursos materiales y energéticos.

9. Contribuir al reciclado y puesta en valor de los residuos mediante la segregación de los residuos en el ámbito doméstico, empresarial e institucional, incrementando el número de fracciones y su gestión mediante los contenedores, puntos limpios y gestores específicos.

10. Fomentar y efectuar un modelo de consumo responsable, basado en una información clara, comprensible y legible mediante etiquetas y otras herramientas de información, que permitan conocer y elegir los productos de consumo contribuyendo a fomentar su circularidad.

11. Definir y diseñar proyectos formativos innovadores que incrementen la disponibilidad de nuevos profesionales especializados en este nuevo entorno económico, apoyar la creación de puestos de trabajo específicos de calidad, así como oportunidades para la integración y la cohesión social.

12. Implementar proyectos formativos innovadores de economía circular para los trabajadores de las empresas mediante la formación continua, tanto específica como horizontal, adaptados a sus características y necesidades.

13. Contribuir a la mitigación de las emisiones mediante la aplicación de buenas prácticas en el consumo energético en climatización de los edificios, en el uso y la adquisición de bienes y productos cada vez más eficientes, y contribuyendo a una movilidad más sostenible.

14. Facilitar y establecer cauces de información adecuados y transparentes para el intercambio de la misma entre empresas, administraciones, agentes de innovación, entidades de investigación, consumidores y agentes sociales.

15. Incluir contenidos educativos sobre economía circular en los distintos niveles de escolarización.

16. Definir y consensuar indicadores comunes, transparentes y accesibles que permitan conocer el grado de implantación de la economía circular en los diferentes ámbitos de actuación, así como el impacto social y en el territorio.

Economía circular

El pilar fundamental de la circularidad de la economía se encuentra en la minimización del uso de recursos naturales y energéticos sustituyéndolos por los recursos derivados de subproductos y de residuos generados, de las emisiones derivadas de los procesos de producción y del propio consumo de bienes y servicios. Alargar y cerrar en lo posible el ciclo de vida de los productos, además de mejorar la eficiencia de los procesos y usos, facilita la innovación y la circularidad de la economía, al tiempo que impulsa la competitividad empresarial, social y ambiental.

En 2018 Europa dio un paso más, aprobando una serie de ambiciosas medidas destinadas a adecuar la legislación de residuos de la UE a los retos del futuro, como parte de la política general de la UE relativa a la economía circular. Este nuevo paquete de normas, suponen un segundo escalón con respecto a las propuestas de la Comisión de diciembre de 2015, y un mayor esfuerzo y compromiso de los estados miembros reforzando la «jerarquía de residuos», adoptando medidas específicas para dar prioridad a la prevención, reutilización y reciclado por delante del depósito en vertedero y la incineración, contribuyendo a que la economía circular sea cada vez más una realidad. Además, coadyuvando a una economía diversificada, ecoeficiente y más resiliente ante la escasez de recursos (materias primas, agua y energía) y ante los efectos derivados del cambio climático.

Aragón está comprometida con la economía circular y el Gobierno de Aragón consolida este compromiso con la puesta en marcha de la “Estrategia Aragón Circular” con el fin de crear un marco político, económico y social que permita en Aragón la transición hacia una economía innovadora circular, competitiva, eficiente en el uso de los recursos, generadora de riqueza, empleo de calidad y vertebradora del territorio.

La economía circular requiere un cambio de modelo cultural, productivo y de consumo. Por ello, la consecución de este objetivo sólo es posible a través de la colaboración, participación, implicación y compromiso de toda la sociedad aragonesa: Administraciones públicas, empresas, agentes sociales, consumidores y ciudadanía en general. Trabajar de forma planificada y coordinada con transparencia, facilitando la participación, promoviendo el compromiso de los actores económicos y sociales, fomentando la colaboración público-privada y la coordinación interdepartamental e interinstitucional es indispensable para responder a los retos económicos, tecnológicos, ambientales, sociales y territoriales que se plantean en una transición necesaria y urgente hacia un nuevo modelo económico circular.

Etiquetas