Somontano

JUSTICIA

El acusado del asesinato de Hassna "era plenamente consciente" de los hechos

Los informes psiquiátricos han descartado que Abdelkader "sufriera un brote psicótico" en la vista de este martes en la Audiencia Provincial 

Un instante de la vista oral por el crimen de Hassna, celebrada este martes en la Audiencia Provincial de Huesca.
Un instante de la vista oral por el crimen de Hassna, celebrada este martes en la Audiencia Provincial de Huesca.
Pablo Segura

El acusado de acuchillar a Hassna en el domicilio de ella en Barbastro en presencia de sus tres hijos el 30 de junio de 2021 “no padecía de esquizofrenia y era un celópata patológico, que tenía celos y sabía lo que estaba haciendo”, ha afirmado el médico psiquiatra del Hospital de San Jorge de Huesca, Carmelo Pelegrín, quien ha matizado que el “móvil era de tipo económico” debido a que él quería vender el piso en la que vivían su exmujer y sus tres hijos para obtener dinero.

Así lo ha indicado el psiquiatra que atendió a Abdelkader inmediatamente en el Hospital San Jorge de Huesca después de producirse los hechos que se desencadenaron con la muerte de la mujer acuchillada por su expareja. Unas afirmaciones que han sido compartidas este martes por el doctor Día Sahún, médico psiquiatra del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, en la vista por este caso que se juzga desde el pasado 21 de octubre en la Audiencia Provincial de Huesca, en el que se juzga a  Abdelkader M., como presunto autor del asesinato de su expareja y por el que las acusaciones solicitan la condena de 27 años de cárcel mientras que su defensa reclama la eximente completa por trastorno mental.

En su comparecencia, el médico psiquiatra del Miguel Servet de Zaragoza ha dejado claro que el acusado “es capaz de distinguir lo que está bien de lo que está mal” y ha argumentado el "estado de frialdad" después de haber acuchillado a su exmujer, de la que se había separado dos años antes, “es incongruente con un estado de disociación” de la memoria.

En respuesta al letrado de la defensa, Javier Vilarrubí, el doctor Pelegrín ha recalcado que “Abdelkader sabía en todo momento lo que hacía”. Y ha agregado que en el momento en el que el acusado cometió los actos “se encontraba estable, y con una psicóloga que lo vio sin ningún tipo de deterioro. Después estuvo con su esposa, perdió el control y la mató”.

En la sesión del juicio de este martes también han comparecido los médicos forenses del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Aragón (Imla), José Manuel Arredondo Díaz y Eduardo Cantón, autores del informe psiquiátrico del acusado el 12 de agosto del 2021, quienes han recalcado que Abdelkader presentaba “una merma parcial de sus capacidades cognitivas y volitivas” con un cuadro de “esquizofrenia paranoide” que han desmentido durante sus comprobaciones y exámenes médicos.

Han descartado que el acusado “sufriera un brote psicótico” en el momento de los hechos “en los que era plenamente consciente de lo que estaba ocurriendo” al matar a su mujer en presencia de sus hijos y con posterioridad, han destacado el comportamiento de “amnesia selectiva” de Abdelkader “al decir lo que le pueda beneficiar y omitir lo que le puede perjudicar” por lo que “se le ha descartado como enfermo psiquiátrico” y en respuesta al letrado de la defensa que la situación de su representado es “de una alteración psíquica pero no completa”.

Autopsia de Hassna

Durante el juicio de este martes se han mostrado los resultados de la autopsia de Hassna que han determinado que falleció como consecuencia de una "anemia aguda por varias heridas de arma blanca" que derivaron en una gran pérdida de sangre.

Los informes de las forenses del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Aragón (Imla) que practicaron la autopsia han evaluado las heridas que sufrió Hassna a manos de su expareja el 30 de junio de 2021 y han determinado que la suma de las 12 heridas por un cuchillo de cocina  han determinado su muerteNinguna de las heridas, han comentado, "ha resultado mortal" sino que ha sido la pérdida de sangre ocasionó la muerte de Hassna en su domicilio de Barbastro el 30 de junio de 2021, ante la presencia de sus tres hijos menores de 1, 5 y 13 años.  Si bien han indicado que la herida ocasionada en el pulmón en la zona torácica izquierda "ha sido invalidante" así como la del tobillo derecho.

Investigaciones  y declaraciones

Los dos guardias civiles que realizaron el atestado policial del procedimiento y que analizaron el caso en su conjunto han destacado en su comparecencia ante los once miembros del jurado popular que enjuicia el caso que Abdelkader “mantuvo la frialdad” tras acuchillar a Hassna con las visitas de las vecinas que acudieron al domicilio tras escuchar los gritos que procedían del interior del inmueble y a las que despachó después y han recalcado que “el desencadenante de los hechos fue la voluntad e intencionalidad de Abdelkader de realizar el hecho delictivo”.

En la inspección ocular de los hechos, han indicado que el cuerpo de la víctima presentaba 12 heridas incisocortantes, con la herida de mayor profundidad en el tobillo derecho de hasta 18 centímetros, realizada con un cuchillo de cocina de 23 centímetros de hoja y cuatro de ancho. Y han determinado que Hassna llegó a estar consciente después de la agresión hasta morir desangrada.

Por otro lado, ha comparecido el hermano del acusado ha reconocido la enfermedad mental que padecía Abdelhader en 2016 y ha indicado que “toda la comunidad marroquí de Barbastro conocía la enfermedad de Abdelkader” y que “empeoró con los conflictos en el juzgado anteriores por violencia de género hacia Hassna, al sentirse solo”.

Etiquetas