Cultura

LITERATURA

Joaquín Berges:"La vida tiene más valor del que le dan las guerras"

El escritor aragonés presentó este martes en Huesca su novela "Los desertores"

Joaquín Berges:"La vida tiene más valor del que le dan las guerras"
Joaquín Berges:"La vida tiene más valor del que le dan las guerras"
S.E.

HUESCA.- El escritor aragonés Joaquín Berges (Zaragoza, 1965) compartió este martes con sus lectores los entresijos de su novela Los desertores (Ebook) durante un encuentro literario en la Biblioteca Antonio Durán Gudiol de Huesca desde el que hizo "una exaltación de la vida".

El autor, licenciado en Filología hispánica por la Universidad de Zaragoza, desgranó esta novela que plasma una emotiva historia entre padres e hijos y que une el presente con las trincheras de la guerra. "Los lectores ya habían leído el libro y me lo han puesto muy fácil", comentó el escritor, que habló con franqueza, sin guardarse nada y hasta reveló los finales alternativos que barajó para cerrar esta obra.

Los desertores cuenta la historia de dos soldados, Albert Ingham y Alfred Longshaw, que se alistaron en el ejército para combatir en una de las batallas más sangrientas de la I Guerra Mundial, donde murieron más de 600.000 personas. "Ambos desertaron para salvar su vida durante la batalla del Somme, en 1916. Fueron capturados y fusilados y en la tumba de uno de ellos su padre escribió unas palabras que fueron el comienzo de mi novela", reveló. De este libro, resaltó que "es una historia de comprensión de un padre que entiende los motivos que llevaron a su hijo a desertar tras batallar cinco meses desde una trinchera".

En esta novela Berges relata además la historia de dos personajes de ficción contemporáneos que, "igual que me pasó a mí, se enteran de esta historia y hacen una peregrinación hasta el norte de Francia para encontrar la tumba de estos dos desertores, que existe de verdad, y hacerles un homenaje cien años después", explicó.

Sus lectores, por su parte, mostraron las emociones que les despertó este texto que plasma "cómo los jóvenes ingleses, franceses y alemanes se reunieron en el verano de 1916 en el norte de Francia para matarse, de la misma forma que ahora se encuentran para realizar sus Erasmus", lamentó el autor.

Finalmente, el escritor opinó que esta batalla deja una clara lección cien años después: "La vida humana tiene un valor mucho mayor del que le han dado y dan las guerras. Las contiendas convierten a un ser vivo en un soldado, una pieza de un juego de estrategia que muchas veces no tiene sentido".

Etiquetas