Cultura

SLECCIÓN DE DIBUJOS

La Carbonería muestra los borrados de Javier Aquilué

Inaugurada el sábado, la exposición "Ni dicho ni olvidado" se podrá ver hasta el 27 de abril en Huesca

La Carbonería muestra los borrados de Javier Aquilué
La Carbonería muestra los borrados de Javier Aquilué
P.S.

HUESCA.- El artista oscense Javier Aquilué, doctor en Bellas Artes, inauguró el sábado la muestra de borrados Ni dicho ni olvidado en el espacio de arte La Carbonería de Huesca, donde se mostrará hasta el próximo 27 de abril.

Ni dicho ni olvidado se compone de una veintena de piezas en su mayoría dibujos, que rehúyen el difuminado y la mancha para que sus imágenes se parezcan a una página escrita, ya que concibe cada dibujo como el relato de su propia aparición.

La muestra incluye también dos pinturas del artista que "aún no se habían visto, son muy recientes", según explicó Aquilué.

Interesado por aquello que "tiene que ver con el tiempo y cómo nuestra memoria es material defectuoso", en sus series de borrados el pintor oscense registra dibujos escaneándolos en fases sucesivas del proceso o mediante papel de calco para hacerlos desaparecer una vez terminados.

De esta manera, alude a la manera de registrar artificialmente un recuerdo, presenta la memoria orgánica humana frente a la memoria artificial digital y cómo ésta nos puede llevar a perder la esencia.

Con ello, el autor hace referencia a las redes sociales "donde al poder compartir una imagen tantas veces termina perdiendo el sentido, la primera huella que nos deja se pierde".

Aquilué se ha inspirado en el trabajo del artista neerlandés, conocido por su trabajo en el arte conceptual, Bas Jan Ader, "quien dibujaba siempre sobre el mismo papel y, al final, se rompía".

Le llamaba la atención el papel original como residuo sobre el que ha quedado el sutil desgaste, la huella de las presiones del trazo que se contrapone al registro, cuestionándose sobre la relación entre original y copia, dibujo y escritura. Y es que estas piezas platean preguntas sobre la imagen como narración que oscila entre aquello que se recuerda y aquello que se olvida o se reinterpreta.

En la exposición destacan tres piezas que en una caja con dos ventanas muestran el dibujo borrado y la imagen en formato GIF de éste.

"En la ventana de la izquierda se reproduce un GIF animado en bucle hecho con escaneos del proceso de elaboración de un dibujo. En la de la derecha puede verse la hoja original en que se dibujó, sobre la que fue borrado al terminar, de modo que quedan solo las huellas dejadas por el lápiz".

Las tres imágenes dejan ver dos retratos, uno del hombre invisible y otro de Bas Jan Ader, y una escena "muy significativa,- indica Aquilué-, de la muerte de escritor suizo del expresionismo Robert Walser, quien falleció estando de paseo por la nieve".

"El resto de las otras obras son también dibujos borrados, pero esta vez calcados mientras los dibujaba", afirma.

A pesar de que principalmente el artista oscense afirma que suele estar más centrado en la pintura asegura que la idea es la que la marca el formato de cada una de sus piezas, por ese motivo incluyó el GIF, por primera vez, para en la muestra de borrados Ni dicho ni olvidado.

Etiquetas