Cultura

PATRIMONIO

Huesca muestra el potencial de Labitolosa en el mundo antiguo

El Museo de la capital altoaragonesa recrea esta ciudad romana del Alto Aragón

Huesca muestra el potencial de Labitolosa en el mundo antiguo
Huesca muestra el potencial de Labitolosa en el mundo antiguo
R.G.

HUESCA.- La ciudad romana de Labitolosa, situada en el Cerro Calvario, en la localidad de La Puebla de Castro, ha recuperado su esplendor gracias a una exposición que acoge desde este jueves el Museo de Huesca y que profundiza en el potencial que tuvo esta zona de la provincia oscense en el mundo antiguo.

Este espacio expositivo alberga hasta el próximo 15 de septiembre la muestra Labitolosa. Una ciudad romana en el Pirineo oscense, comisariada por María Ángeles Magallón y José Ángel Asensio y organizada por el Gobierno de Aragón y el Museo de Huesca.

Ambos comisarios resaltaron el gran trabajo en equipo, realizado a lo largo de 25 años por casi 500 estudiantes, que esconde esta muestra que fue inaugurada este jueves tarde con la presencia de la directora del Museo de Huesca, Ana Armillas, a quien apenas le salían las palabras al dirigirse al público asistente en el Salón del Trono. "Esto es un sueño hecho realidad. Una locura que surgió un día cualquiera a partir de la idea de recrear la curia de Labitolosa", confesó emocionada la directora, a la que acompañaban también la alcaldesa de la Puebla de Castro, Maite Bardají, la directora Provincial de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Olga Alastruey, y Laura Asín, jefa de servicio de Difusión de Patrimonio Cultural de Archivos, Museos y Bibliotecas.

Desde las vitrinas de esta muestra y las 190 obras que atesora, los oscenses pueden sumergirse en las viviendas de los habitantes de Labitolosa, en sus termas o su foro, el núcleo de poder político religioso romano. Se trata, por ejemplo, de árulas, cuencos, joyas y adornos personales, restos materiales encontrados en las diferentes campañas que se han realizado desde el año 1991 en esta ciudad romana excavada con regularidad por un equipo mixto de investigadores de las universidades de Zaragoza y Burdeos (Francia).

La comisaria María Ángeles Magallón indicó que esta exposición pone en valor "el potencial que tuvo esta zona del Alto Aragón en el mundo antiguo, donde llegaban adelantos técnicos como las instalaciones de calor en los baños públicos". La exposición reivindica así la importancia de Labitolosa como el gran conjunto romano del Alto Aragón y uno de los más destacados de la Comunidad Autónoma, a la vez que realiza "lo que llaman transferencia de la investigación", indicó la comisaria.

Explicó que esta iniciativa "trata de devolver a la sociedad, lo que nos ha permitido hacer, ya que gracias a la ayuda económica del Gobierno de Aragón, el Gobierno de España, el Ministerio Francés de Asuntos Exteriores, la Universidad de Zaragoza, el Ayuntamiento de La Puebla de Castro e incluso del de Graus y algún que otro particular hemos podido trabajar y excavar durante 25 años en el Cerro Calvario de La Puebla de castro".

La comisaria también destacó el "encomiable trabajo" realizado por el Museo de Huesca, que ha desarrollado este proyecto a partir de las investigaciones realizadas desde hace más de dos décadas, con piezas que han sido restauradas y documentadas por el equipo de este centro expositivo. Asimismo, la muestra cuenta con la colaboración del Museo de Zaragoza, que ha prestado una de las lápidas procedentes de la Curia para su exhibición en Huesca.

La exposición se verá complementada con la venta de la publicación del Instituto de Estudios Altoaragoneses (IEA) La ciudad romana de Labitolosa y con visitas en colaboración con el Ayuntamiento de La Puebla de Castro al yacimiento. Además, dispondrá de un servicio de visitas educativas para todos los niveles (realizadas por El Laboratorio del Arte de Huesca), y se realizarán, a partir de abril, visitas guiadas para público general, que se anunciarán con antelación.

Etiquetas