Cultura

COSECHA DE INVIERNO 2019

Titánicas revolucionan el convento en Valsalada

La Katia Acín de Elena Zazurca se gana al público de Pertusa en Cosecha de Invierno

Titánicas revolucionan el convento en Valsalada
Titánicas revolucionan el convento en Valsalada
C.H.H.

HUESCA.- El tercer fin de semana de la muestra de artes Cosecha de invierno 2019, que organiza la Comarca Hoya de Huesca, logró llenar de buen humor el local social de la localidad de Valsalada, donde se reunieron en torno a un centenar de personas para disfrutar de la comedia de clown musical Oh, my god! La compañía aragonesa Titánicas compuso un espectáculo con tres postulantes religiosas que, en busca de ayuda para su congregación, organizan un acto de recogida de donativos. La madre superiora, la monja y la novicia, ésta última recién llegada de Kentucky y la única que puede romper su voto de silencio, ofrecen a la audiencia un repertorio de canciones de contenido espiritual. Pero el ambiente y las tentaciones que habitan entre el público impiden un desarrollo normal y los acontecimientos derivan por las frases de doble sentido y los equívocos.

Las Titánicas, una de cuyas actrices es residente en el ámbito rural de la Hoya de Huesca, lograron entretener a la audiencia con un humor blanco, tan sencillo como efectivo, y encandilar a todo tipo de público. Sus magníficas dotes para el clown estuvieron acompañadas de la continua interacción con los espectadores, con los pantalones estrechos, con las faldas cortas, con los hombres atractivos, con las mujeres deportistas o con los políticos locales. Cualquier excusa resultó buena para hacer que los asistentes se integraran en el show, subiéndolos al escenario, haciéndolos bailar, tomando prestados sus bolsos o sencillamente invitándoles a corear los estribillos de las canciones más pegadizas.

ZAZURCA PRODUCCIONES

La compañía altoaragonesa Zazurca Artes Escénicas representó en el Salón Social de Pertusa La niña azul, una obra que cuenta la vida de Katia Acín, hija de Concha Monrás y del artista y pedagogo oscense Ramón Acín. La acertada propuesta dramatúrgica y el oportuno aprovechamiento de los lenguajes teatrales lograron, una vez más, atrapar el interés de todo el público. Pese al conmovedor y, por momentos, doloroso relato, La niña azul volvió a demostrar su capacidad de convencer a público de todas las edades ya que hasta los más pequeños permanecieron sentados en primera fila cautivados por el espectáculo.

Cerca de un centenar de personas asistieron el pasado sábado a la representación, con presencia de varias localidades de la Hoya y del Somontano, destacando la presencia de los integrantes del grupo de teatro que la Comarca Hoya promueve con jóvenes de Siétamo y Angüés, quienes acompañados por su monitora, fueron testigos de una experiencia teatral de proximidad, ya que pudieron conversar con el técnico y la actriz.

Etiquetas