Cultura

RECONOCIMIENTO

El mundo de la jota rinde un sentido homenaje a José Til en un acto en Tolva

Se colocó una placa en la casa familiar y se ofreció un recital en su recuerdo

El mundo de la jota rinde un sentido homenaje a José Til en un acto en Tolva
El mundo de la jota rinde un sentido homenaje a José Til en un acto en Tolva

HUESCA.- José Til Perisé recibió el pasado domingo en Tolva un homenaje a título póstumo. Nacido en Alcampell en 1940, pasó buena parte de su vida en Zaragoza, donde falleció en abril del año pasado, pero en la localidad ribagorza habían nacido sus padres y estaba muy vinculado a ella.

Casi un año después de su muerte, el mundo de la jota tenía pendiente el reconocimiento a este poeta de la jota aragonesa, y por iniciativa de su familia Toño Julve promovió este acto al que se sumó el Ayuntamiento de Tolva, vecinos del municipio y sus alrededores, y algunas personas de diferentes puntos de Aragón.

"Fue un acto triste por tratarse de la despedida a José, pero alegre a la vez por poderle rendir tributo a su labor como poeta, estudioso, sabio y culto", apuntó Toño Julve a este periódico, y recordó que José Til recopiló la vida y obra del tenor Miguel Fleta, "y fue una persona entrañable, profundamente religiosa, humilde, discreta y muy querida en el mundo de la jota".

El homenaje comenzó a las 11:30 con una misa en su honor, en la que el cantante lírico Sixto Lerín interpretó el Ave María, de Schubert.

A la salida de la eucaristía hubo un recital de jotas dedicadas a José Til y también de su autoría, que presentó Toño Julve y en el que bailaron Luis Enrique Langarita y Keila Borniquel, acompañados por los músicos Juanjo Almarza y David Cay, y en el que se escucharon las voces de Álex Fleta, Sixto Lerín, Juan Antonio Esparaver, Anapi Lahuerta, Mariano Julve, Paco Lasierra, Susana Gil, Iván González, Paquita Urbano, José Luis Urbén, Toño Julve, Ana Belén Sanz, Roberto Ciria y María Teresa Pardos, que como colofón interpretó la conocidísima copla Llega la hora del descanso, que el propio Til compuso para ella.

Al finalizar, la ronda partió hasta el cementerio a depositar flores en la tumba de José Til, y seguidamente continuaron hasta la casa que perteneció a su familia y en la que se descubrió una placa dedicada a este gran poeta, y donde se cantaron jotas en su honor.

El homenaje terminó en la plaza de Tolva, con un vino español obsequio del Ayuntamiento ribagorzano y una comida en la que amigos y familiares de José Til Perisé le recordaron, compartiendo conversaciones y anécdotas vividas con él.

Etiquetas