Cultura

XIX MUESTRA DE CINE REALIZADO POR MUJERES

Los adultos con síndrome de Down "no son niños"

Varias personas del colectivo contaron sus experiencias en la Muestra de Cine

Los adultos con síndrome de Down "no son niños"
Los adultos con síndrome de Down "no son niños"
P.S.

HUESCA.-La lucha de las personas con síndrome de Down y los saharauis protagonizó este viernes por la tarde la segunda jornada de la XIX Muestra de Cine Realizado por Mujeres, que también organizó otras proyecciones en el Teatro Olimpia de Huesca.

Tras el paso de los estudiantes de instituto en horario matinal para ver Mary Shelley, el documental Los niños inauguró la programación vespertina emocionando al público oscense.

Tras la proyección, varios usuarios de la Asociación Down y Cadis contaron sus experiencias en relación con la película, en la que se muestra la situación de estas personas en Chile.

Los adultos del colectivo "no son niños", por lo que una de sus reivindicaciones es que "se les deje de tratar como tal", explicó a este periódico Marta Peña, gerente de Cadis, quien enumeró otros objetivos de esta lucha: "Quieren gozar de la autodeterminación, vivir con los mismos derechos y obligaciones que el resto de las personas, poder mantener relaciones sentimentales -sexuales, afectivas,...-, vivir con la persona elegida y tener trabajo. En definitiva, las cuestiones que les preocupan son las mismas que a todo el mundo".

En cierta manera, la película Los niños es un reflejo de "cómo vivía el colectivo en España hace 30 años", puesto que en nuestro país "se ha avanzado más en cuanto a la inclusión social de las personas con discapacidad" en comparación con Chile, aunque en los últimos tiempos la situación está mejorando en Latinoamérica. "Esto no quiere decir que aquí las cosas sean perfectas, pero lo cierto es que están mejor que en Chile", matizó Peña.

SIN IDENTIDAD

El otro gran documental de la jornada fue Sin identidad, un audiovisual proyectado en colaboración con Alouda que denuncia la situación del pueblo saharaui. Surgió en 2014, cuando la directora Nayat Ahmed descubrió el documento apátrida, que reciben las personas que carecen de nacionalidad legal.

"Nuestros padres y abuelos tenían el documento español y según el código civil cualquier descendiente de español tiene derecho a la nacionalidad. Esta regla se cumple en todos los casos menos en el de los saharauis, que solo consiguen los papeles tras mucho esfuerzo", denunció la realizadora.

Para obtener este documento hay que cumplir una serie de condiciones, entre las que destaca "renunciar a tu país de origen", algo que podría volverse en contra del colectivo. "España podría jugárnosla con este tema en el futuro, porque si se convoca el referéndum que pedimos muchísima gente no podrá votar por este motivo", aseveró.

OTRAS PROYECCIONES

La segunda jornada de la XIX Muestra de Cine Realizado por Mujeres continuó con De putas. Un ensayo sobre la masculinidad, en el que se escuchó el testimonio de varias prostitutas, y se cerró con La bella y los perros, la dura historia de una agresión sexual.

Etiquetas