Cultura

CINE

El cine club Fernando Moreno hace un guiño a Hitchcock este martes en el Teatro Olimpia

El espacio oscense acoge la proyección de "78/52. La escena que cambió el cine"

El cine club Fernando Moreno hace un guiño a Hitchcock este martes en el Teatro Olimpia
El cine club Fernando Moreno hace un guiño a Hitchcock este martes en el Teatro Olimpia
S.E.

HUESCA.- El cine club Fernando Moreno continúa con su ciclo y para este martes ha programado la proyección de 78/52. La escena que cambió el cine, del director suizo Alexandre O. Philippe, que se podrá ver a las 20:15 horas, en el Teatro Olimpia de Huesca.

Fue a principios de los sesenta, cuando el maestro del suspense Alfred Hitchcock dejó que la protagonista de su nueva película Psicosis muriese pasados apenas cuarenta minutos de película, en una escena que iba a suponer un antes y un después en la historia del cine. Esa secuencia es de la que trata el documental que se emite. Realizado en 2017, tiene una duración de 91 minutos.

El documentalista suizo formado en la Universidad de Nueva York Alexandre O. Philippe, apasionado por el mundo del cine al que dedica sus películas, se interesó por diseccionar una de las secuencias más importantes de la historia del cine: el mítico apuñalamiento en la ducha de Psicosis (1960), una de las obras maestras de Alfred Hitchcock y lo hizo con este documental titulado 78/52 como referencia a los 78 planos y a los 52 cortes que componen la totalidad de la escena.

La gran cantidad de tomas intercaladas revelan además el esfuerzo conjunto tanto de Hitchcock como de Janet Leigh y su doble -una modelo llamada Marli Renfro (una "conejito de Playboy") que se hizo pasar por la protagonista en la mayoría de las tomas de desnudos dentro de la ducha- sumado al minucioso trabajo de todo el equipo técnico atento a cada detalle.

A través de entrevistas a directores, actores y técnicos del medio cinematográfico, 78/52. La escena que cambió el cine es una interesante propuesta que aporta una mirada original sobre el impacto que tuvo Psicosis en el público de la época y su influencia en el cine posterior, sin dejar de lado la atención a los pormenores del rodaje de una de las escenas más recordadas de la historia del cine.

A esto hay que agregarle la precisión musical del genial Bernard Hermann, cuya banda sonora de cuerdas estridentes terminó de dar forma a una de las escenas más memorables de la pantalla grande y que sin ella no habría sido lo mismo. Su realización requirió de siete días de rodaje.

Etiquetas