Cultura

DÍA INTERNACIONAL DE LOS MUSEOS

Grandes y pequeños disfrutan en el CDAN y el Museo Diocesano

Obras del Prado reinterpretadas, desfilaron por el Coso oscense el sábado por la tarde

Grandes y pequeños disfrutan en el CDAN y el Museo Diocesano
Grandes y pequeños disfrutan en el CDAN y el Museo Diocesano
P.S.

HUESCA.- La capital altoaragonesa se ha llenado de arte este fin de semana. Pasado y presente se han fundido en diversas actividades que han mostrado a los oscenses que el arte no entiende de edades y que puede llegar al corazón de grandes y pequeños.

El Centro de Arte y Naturaleza (CDAN) organizó una acción por la mañana titulada Baya, con el artista Miguel Ángel Moreno Carretero, que propuso la creación de un campo de fútbol sobre el césped de los jardines del recinto utilizando pequeñas vallas de maquetas.

"El objetivo ha sido poner en relación los jardines del museo con la exposición Otros campos. Arte, sociedad y fútbol -que actualmente se puede visitar en el centro-, porque para el artista ambos son espacios verdes, pero regulados con normas y reglas. Además, para él estos también son lugares de evasión", explicó a este periódico el director Juan Guardiola.

La acción estuvo protagonizada por niños y adultos, que juntos construyeron la pieza tumbados sobre la hierba, provocando el cambio de perspectiva.

Miguel Ángel Moreno Carretero es un viejo conocido del CDAN y el sábado regresó para hacer una readaptación de otra acción ya realizada en 2006.

Además, por la tarde hubo talleres familiares y este domingo (12:30 horas) se iniciarán las visitas guiadas de la exposición Otros campos. Artes, sociedad y fútbol.

EL VALOR DE LOS RETABLOS

Por su parte, el Museo Diocesano de Huesca celebró el sábado una jornada de puertas abiertas y ofreció por la mañana el taller didáctico para familias Y tú...¿qué pintas y por la tarde, tuvo lugar la visita comentada La tradición de la imaginería aragonesa en los retablos oscenses.

José María Nasarre, director de éste Museo, explicó que las actividades se centraron "en la visualización y el conocimiento de piezas de retablos, desde la época tardogótica y también del Renacimiento y del Barroco".

La jornada finalizó con la actividad "Paseo por el arte", que sacó al centro de Huesca algunas de las obras más emblemáticas del Museo del Prado, reinterpretadas por el artista Agustín Lorés, responsable de la actividad "¡Menudo arte!". Él organizó junto a la Fundación Ibercaja esta iniciativa que discurrió desde la plaza Inmaculada hasta el Palacio Villahermosa al son de la Banda de Música de Huesca.

Este domingo, en el marco de la exposición Labitolosa, el Museo de Huesca ofrece a las 11 un taller para niños que mostrará la decoración que se realizaba en la época romana y también se ha programado la actividad El museo restaura prohibido no mirar, desde la que los visitantes verán de cerca el trabajo realizado en el marco del retrato del Conde de Aranda.

Etiquetas