Cultura

36 FERIA DEL LIBRO DE HUESCA

Víctor Castillón: "La feria es un lugar de encuentro entre autores y lectores"

El presidente de la Asociación Provincial de Librerías nos invita a visitar una cita en la que acudirán 80 autores

Víctor Castillón: "La feria es un lugar de encuentro entre autores y lectores"
Víctor Castillón: "La feria es un lugar de encuentro entre autores y lectores"
Á.H.

BARBASTRO.- La música, con diez conciertos, sonará a diario en la 36 Feria del Libro de Huesca, que se celebrará desde este viernes al 9 de junio, con la participación de 80 autores, y una veintena de presentaciones, todo ello en la plaza Luis López Allué. El presidente de la Asociación Provincial de Librerías, Víctor Castillón, destaca "la novedad significativa de la música porque nos puede ayudar mucho a conectar con un tipo de público joven, que tal vez no sea visitante habitual. Además, está el factor añadido de músicos que escriben libros, en la que podríamos denominar nueva corriente de poesía y prosa poética".

En este sentido, "para el público que está a caballo entre literatura, redes sociales y música, puede ser atractivo e interesante que puedan escuchar algunas actuaciones diarias".

Respecto al momento actual de autores y editores aragoneses, indica que "la Feria del Libro de Huesca se distingue porque es un certamen eminentemente de libreros, y así queremos que siga en cuanto al espacio y contenidos. Se organiza para afianzar a los libreros como el canal preferente de contactos con los autores, porque es fundamental".

Por otra parte, "supone un hito y momento del año donde los autores tienen la posibilidad del contacto directo con los lectores, y viceversa. La feria se concibe como lugar de encuentro y momento de cita para que ambas partes, autores y lectores, transmitan sensaciones directas a través de los libreros como vía de comunicación. Es un instante gratificante, y sobre todo, enriquecedor".

En este sentido, Castillón destaca "el momento álgido de los autores altoaragoneses. En el año 2018 hasta bien entrado 2019 hemos tenido autores en las listas de los más vendidos a nivel nacional. Si repasamos las de los últimos meses veremos algunos que copan esos lugares de privilegio y de reconocimiento internacional de calidad literaria en editoriales de renombre".

Por eso, la feria quiere ser "un reconocimiento global a la sociedad altoaragonesa con autores destacados que publican en editoriales de ámbito nacional. Todos tenemos nombres concretos, y si pensamos en casa, está Manuel Vilas que en los últimos meses es el autor altoaragonés con más ventas gracias a su novela Ordesa. En menor medida, pero de trayectoria definida por la trayectoria de continuidad y número de ventas, José Antonio Adell está entre los más reconocidos".

Y si ampliamos el abanico, "Luis Zueco, autor zaragozano que vende a nivel nacional con sus novelas La ciudad y El monasterio. El año pasado saltó la sorpresa de la barbastrense Inés Plana con la novela Morir no es lo que más duele. En clave local hay muchos autores con repercusión nacional. El científico serrablés Carlos López-Otín, Premio Nacional de Investigación, está entre los grandes alicientes de la Feria del Libro en su faceta de autor de la que deja constancia en La vida en cuatro letras, con el que ha alcanzado un nivel de ventas muy interesante, con cuatro ediciones en dos meses".

VENTAS

En cuanto a la venta de libros en Huesca, "las estadísticas de los últimos meses nos dicen que vamos por encima de la media nacional. La Feria del Libro está entre las más longevas del panorama y de las más reconocidas en España con especial interés y apoyo de los medios de comunicación, que son escaparate y eslabón imprescindible por su difusión".

El cómic está entre los géneros que deparan un crecimiento importante de ventas, estimado en torno al 20 %. "En datos semanales, así se refleja respecto a la misma semana del año anterior. Se mantiene bien y llena de satisfacción porque abre más el abanico de lectores y de la literatura. El hecho de que los ilustradores aragoneses trabajen para empresas de países exteriores, Estados Unidos entre ellos, se debe también, al ahorro de costes, aunque es evidente que podrían contratar a otros y prefieren a los aragoneses. Son datos satisfactorios porque, poco a poco, los lectores conocen cada vez más a los ilustradores, guionistas, estilos y sobre todo, la cultura del cómic, del tebeo y de la historieta, que enriquece el panorama literario y el artístico en el ámbito de la cultura aragonesa".

EDITORIALES LOCALES

En cuanto a empresas editoras locales, "el futuro está seguro con criterios meramente mercantiles porque siempre encontrarán al autor dispuesto a publicar su libro. A veces, no es posible después de llamar a muchas puertas hasta que consigue que se lo publiquen. Es fundamental que haya criterio y nivel de calidad aceptable. Los libreros no estamos, ni mucho menos, en contra del autolibro ni tampoco de editoriales pequeñas, independientes, al contrario somos unos valedores fundamentales".

En este aspecto, "es necesario diferenciar bien una editorial con fondo grande de una editorial pequeña con fines diferentes, entre ellos dar a conocer a nuevos autores. Cada una tiene una labor distinta y nichos de mercados diferentes, propios de ámbitos locales, provinciales y regionales".

Etiquetas