Cultura

MUESTRA DE TEATRO Y DANZA

Mirarse hacia dentro, escribir y borrar, cobra vida en "Tiza"

El Taller de Danza Contemporánea de Huesca presenta la coreografía este domingo

Mirarse hacia dentro, escribir y borrar, cobra vida en "Tiza"
Mirarse hacia dentro, escribir y borrar, cobra vida en "Tiza"

HUESCA.- La tiza es una arcilla blanca, arenosa y blanda que, en forma de barrita, sirve para escribir algo en una pizarra y luego borrarlo. Tiza es también el título del espectáculo con el que el Taller Municipal de Danza Contemporánea de Huesca se presenta esta tarde, a las 20:30 horas en el Centro Manuel Benito Moliner, dentro de la 28 edición de la Muestra de Teatro y Danza, una propuesta escénica que llega este domingo a su ecuador.

Bajo la dirección de Nuria Bolea, los once alumnos del taller, diez chicas y un chico, mostrarán el trabajo que han realizado a lo largo de este curso y lo harán con la coreografía Tiza, "que planteo como una forma de explorar hacia adentro. La idea era trabajar con esas cosas que a veces no te atreves a decir, que escondes, y Tiza me sugería el acto de escribir y poder borrar; es decir, que todo se puede desvanecer, se puede repetir..., porque al final siempre hay segundas oportunidades".

Con diferentes niveles en las clases, Nuria Bolea se ha centrado en el proceso y en el aprendizaje, "tanto a la hora de trabajar juntos como a la de enfrentarse a muchos miedos que tienen, el primero el espejo, pero también la memorización de movimientos...", y que luego se plasma en esta muestra, "que también tiene connotaciones porque les permite descubrir como se desarrolla una obra a nivel escénico: la manera de entrar y salir, las luces...".

Nuria Bolea ha impartido clases a un grupo de iniciación y otro con nociones de danza contemporánea porque habían participado en el taller en años anteriores, y para todos ha sido una experiencia enriquecedora.

"Yo aprendo de ellos y ellos de mí ya que hay una adaptación. Yo llevo una propuesta de coreografía de movimiento, una dirección un poco clara de hacia dónde quiero conducir el trabajo, pero a veces el grupo te pide ir hacia otro sitio, y todo acaba siendo una conversación y una labor de equipo", en este caso Tiza.

El resultado de ese intercambio y de ese aprendizaje mutuo se podrá ver esta tarde en Tiza, una coreografía y audiovisual de Nuria Bolea, con música de Max Richter, en la que los bailarines, con sus movimientos, se miran hacia adentro y tratan de escribir lo que se no atreven a decir en voz alta siempre que sea posible borrarlo y rehacer que lo deseen y sabiendo que el tiempo ya no medirá el pasado.

Etiquetas