Cultura

FESTIVAL

La Atlantida Chamber Ochestra clausura "Clásicos en la Frontera"

El último concierto de esta vigesimotercera edición fue en la basílica de la Peña

La Atlantida Chamber Ochestra clausura "Clásicos en la Frontera"
La Atlantida Chamber Ochestra clausura "Clásicos en la Frontera"
E.F.

GRAUS.- El Festival de la Ribagorza XXIII Clásicos en la Fronterase despidió el pasado sábado por la noche en la basílica de la Peña con el concierto de la Atlantida Chamber Orchestra, el último de los dieciséis programados en esta edición.

El director del festival, Santiago Lleida, arrojó "una valoración muy positiva" del festival por el que han pasado más de 6.000 personas, superando ligeramente las cifras de años anteriores."La valoración es muy positiva. Se han llenado todos los espacios y donde se podían poner sillas en los laterales, en el centro o en las capillas se han puesto. Los mismos espacios, que no han variado respecto a otros años, nos limitan, pero lo poco que se podía aumentar se ha hecho, superando los 6.000 espectadores de otros años", comentó el director.

Lleida destacó el carácter respetuoso de quienes han disfrutado los conciertos, entre los que hay, después de tantas ediciones, un público que asiste a todos los conciertos, al que se suman distintos perfiles. "Hay un público fiel, al que se suma gente nueva cada verano, entre los que hay gente de todas las edades. Llama la atención que cada vez viene gente de lugares más alejados. Es llamativo y satisfactorio, por ejemplo, han venido profesores del Conservatorio de Zaragoza a algunos de los conciertos", detalló Santiago Lleida, que estuvo arropado en la clausura por la alcaldesa de Graus, Gema Betorz, y buena parte de la Corporación Municipal.

De los dieciséis conciertos desarrollados en Graus, Benabarre, Roda de Isábena, El Grado, Torreciudad, La Puebla de Castro, Castanesa, Beranuy, Secastilla y Lascuarre, hizo hincapié en el ofrecido en esta última localidad. "De los conciertos que han gustado más destaca la novedad, el de El Tango que fomentó además la participación del público y resultó divertido y curioso". Entre los espacios, especialmente religiosos, aludió a la especial sonoridad del monasterio de Obarra, que siempre aporta una novedosa experiencia sonora debido a sus características constructivas.

Respecto a la Atlantida Chamber Orchestra, que fue la encargada de clausurar el pasado sábado en el claustro de la basílica de la Virgen de la Peña, resaltó su calidad. "Está formada por profesionales y jóvenes talentos en los últimos cursos. Procede de Madrid y seguro que entre sus miembros están los futuros componentes de orquestas de primer nivel como la de Radio Televisión Española", comentó.

En el claustro de la basílica de la Peña de Graus, la Atlantida Chamber Orchestra interpretó para clausurar el Festival de la Ribagorza obras de J.S. Bach (1735-1782), B. Britten (1913-1976) y P.I Tchaikovsky (1840-1893). "Son obras del nacionalismo, música para gran orquesta, de 50 ó 60 músicos y hacen algún arreglo con teclado que funciona muy bien para que pueda interpretarse por una orquesta como esta, de unos 25 miembros".

Bajo la dirección de Manuel Tevar, esta prestigiosa formación bajó el telón que subieron Amici Musicae en la iglesia parroquial de Benabarre el domingo 21 de julio.

Etiquetas