Cultura

MUESTRA DE CINE MÁS PEQUEÑA DEL MUNDO

Miguel Cordero: "Hay muchas personas detrás con ganas de seguir haciendo cine"

El director de la muestra de Ascaso critica sin embargo la falta de apoyos a estos eventos

Miguel Cordero: "Hay muchas personas detrás con ganas de seguir haciendo cine"
Miguel Cordero: "Hay muchas personas detrás con ganas de seguir haciendo cine"
J.Z.

HUESCA.- Tras cinco intensos días de cine, la pantalla se despidió el sábado de Ascaso con la proyección de La mujer de la montaña, un filme de Benedikt Erlingsson, que cuenta la historia de una terrorista ecológica, una mujer que declara la guerra a la industria local del aluminio que está contaminando Islandia. Para ello, toma todo tipo de riesgos con el fin de proteger el medio ambiente y a la Madre Tierra.

A pesar de las lluvias, la fiesta no se detuvo en Ascaso durante la jornada de clausura de la muestra. Fue un día de celebración y convivencia en la localidad. En la Era tuvo lugar la comida popular y después "La Orquestina del Fabirol" ofreció un concierto en la Borda.

Asimismo, fue un día para reflexionar sobre la contaminación ambiental y concienciarse. Además de La mujer de la montaña, se proyectó el documental Out of plastic, ambientado en Las Islas Baleares y en las oscuras profundidades de los plásticos en el Mediterráneo. Un espacio para la reflexión en torno al impacto del plástico en nuestras vidas y nuestro entorno natural. El documental muestra cómo el consumo excesivo de plástico de un solo uso ha inclinado la balanza en detrimento de la naturaleza y, en última instancia, de nosotros mismos. Por su parte, Ascaso se ha comprometido con la causa y ha evitado desechar residuos plásticos en la comida popular, un ejemplo de que si se quiere, se puede contribuir con el medio ambiente mediante pequeños gestos como este.

Durante el último día de la muestra, no podía faltar el protagonista de esta VIII edición, Luis Buñuel. El sábado por la mañana, se proyectó un filme de animación de Salvador Simó sobre el rodaje de la película "Las Hurdes, tierra sin pan", titulada Buñuel en el laberinto de las tortugas, película preseleccionada a los Oscar.

Miguel Cordero, codirector de la muestra, despedía la VIII edición de la Muestra de cine más pequeña del mundo, en primer lugar, dando las gracias "a todas las colaboradoras, voluntarias y asistentes". En segundo lugar, recordando lo duro de esta edición: "en ocho años hemos crecido, no sé si somos la muestra de cine más pequeña del mundo, pero sí intentamos ser un festival responsable, y estar al nivel de lo que la gente nos pide". Cada año el festival crece más, y la exigencia y el compromiso es mayor, "pero la responsabilidad de quienes deberían apoyar este tipo de eventos ha bajado con los años. La situación provocada por algunas administraciones públicas hace que festivales de cine como este hayan desaparecido, como por ejemplo el de Obuxo. De seguir así, sobre todo debido a la política de la dirección general de cultura de la DGA, a lo mejor el próximo en desaparecer sea el Festival de Cine de Ascaso". Pero esto no ha sido una despedida para siempre, ya que "hay muchas personas detrás volcadas en este proyecto y con muchas ganas de seguir haciendo cine".

En definitiva, Ascaso ha sido un año más, escenario de encuentros entre autores y su público, entre cine y naturaleza (y alguna que otra tormenta), un espacio de sosiego y relajación en torno al cine de autor.

Etiquetas