Cultura

FERIA INTERNACIONAL DE TEATRO Y DANZA

Luis Lles: “El foco lo ponemos en los nuevos lenguajes escénicos, algo fundamental en la Feria”

El técnico de cultura asume este año la dirección de la 33 edición de esta cita internacional con el teatro, la danza, el circo y las performances

Luis Lles: “El foco lo ponemos en los nuevos lenguajes escénicos, algo fundamental en la Feria”
Luis Lles: “El foco lo ponemos en los nuevos lenguajes escénicos, algo fundamental en la Feria”
P.S.

HUESCA.- La 33 Feria Internacional de Teatro y Danza de Huesca ofrece "la garantía de ver novedades y calidad", en una cita "que siempre ha estado muy bien considerada por todos los programadores españoles". Así lo apunta Luis Lles que, tras un accidente sufrido por su máximo responsable, Javier Brun, se ha puesto al frente de este evento, compaginándolo "con otras aventuras culturales de la ciudad".

Pese a la premura del tiempo y lo "accidentado", como el mismo dice, del cargo, Luis Lles está contento del resultado y asegura que "ha quedado una Feria muy interesante, muy respetuosa con lo que es la trayectoria de los últimos años, y en la que destacaría el equilibrio que hemos logrado entre las disciplinas que componen las artes escénicas".

Aunque esta ocasión "hay un poco más de presencia del teatro", porque en las últimas ediciones la danza "superaba a las representaciones teatrales, están bastante equilibradas y, además, este año hemos introducido, y esto si que es algo novedoso, las performances, que están más cerca del arte plástico que de las escénicas, pero que contribuyen a intensificar el foco que ponemos en los nuevos lenguajes artísticos, algo fundamental en la Feria".

En este sentido, Luis Lles destaca que desde hace años no se ven espectáculos de teatro clásico, "no porque no nos guste, sino porque creemos que una Feria se tiene que especializar, y para que tenga éxito tiene que dar algo que no den las demás. Nosotros hemos apostado por la danza, los nuevos lenguajes escénicos..., por todo aquello que otras ferias no suelen recoger".

Eso se ha intensificado, y prueba de ello son los trece espectáculos de teatro o cabaré, diez de danza, cinco de circo y dos performances que conforman la programación de esta edición en la que participarán treinta compañías en las que están representadas diez comunidades autónomas, con cinco de Aragón y otras tantas de Cataluña, cuatro del País Vasco y el mismo número de Andalucía, dos de Madrid, y una de Canarias, Castilla-León, Valencia, Baleares y Navarra.

En el caso de Aragón, además de Civi Civiac, Lagarto Lagarto y Zazurca Artes Escénicas, Teatro del Temple, Compañía de Miguel Ángel Berna y Nasú Teatro, se contará con el Espacio Aragón, una iniciativa que llega a su tercera edición y en la que este lunes por la mañana diez compañías presentarán pequeños espectáculos de corta duración o una parte de uno que están trabajando o que han terminado y del que pueden mostrar algo para que los programadores vean si les puede interesar.

"Yo creo que con esta fórmula se contenta a muchísimo del tejido teatral aragonés", del que se ha caído Teatro y Che y Moche que iba a estar esta noche en el Auditorio del Palacio de Congresos con El cielo sobre Berlín, "una adaptación de la película de Wim Wenders que se estrenó recientemente en el Principal, y que con gran dolor de corazón, porque es un espectáculo sensacional, una puesta en escena espectacular y un trabajo actoral increíble, no se va a poder ver porque su protagonista, el oscense Kike Lera, sufrió un infarto hace menos de un mes y por prescripción médica no puede actuar. Hemos tenido que suspender esta obra -continúa el director de la Feria-, pero esperamos poder verla el año que viene a lo grande, ya que se trata de una de las apuestas más valientes y arriesgadas del teatro en Aragón de los últimos años. Es un espectáculo muy caro de montar, muy caro de hacer, con gente del circo, la danza, el teatro, y con un lenguaje precioso. Nos hubiera gustado mucho que los programadores lo pudieran ver".

Asimismo, Luis Lles destaca la colaboración entre autonomías, algo que este año se refleja en dos propuestas: Códice Showcase, de Circle of Trust (Aragón) & Logela (País Vasco), y Vidas enterradas, de L"om Imprebís (Valencia), Teatro del Temple (Aragón), Teatro Corsario (Castilla-León) y Micomicón (Madrid), y que gira en torno a la memoria histórica.

Con una programación en la que "hay un poco de todo", y donde el público tiene que decidir "esto me gusta más o me gusta menos", la representación internacional llega de la mano de compañías francesas, belgas y una marroquí, "algo que a mí me hace mucha ilusión porque no viene a presentar danzas folclóricas sino danza contemporánea, en conexión con lo que se está haciendo en Europa, pero con ese punto que tienen ellos al venir del norte de África".

También destaca la presencia de Los Torreznos, un dúo de performances madrileños, que junto con Esther Ferrer "son los dos grandes polos de la performance en España y que van a hacer un espectáculo con cierto punto teatral".

De todo ello van a poder disfrutar programadores de toda España "que tienen la Feria de Huesca como una referencia absoluta porque se ven muchas cosas que en otras ferias no se ven. Si quieren programar un teatro más contemporáneo, vanguardista y cercano a las nuevas estéticas, este es su lugar". Se trata de distribuidores , gente de compañías que no están en la Feria pero acuden a ver propuestas, críticos teatrales..., cuatrocientas personas inscritas, a las que se suman los oscenses.

"Lo que siempre pretendemos es que esto no se quede solo en un ámbito profesional sino que, ya que el Ayuntamiento y otras instituciones aragonesas ponen su dinero, el público también la pueda disfrutar. Y eso se consigue".

Luis Lles apunta que siempre hay una parte más dedicada a los profesionales "en la que, incluso pueden participar, salvo espacios reducidos donde se prioriza a los profesionales", pero casi todos los espectáculos, incluidos los matinales, "se pueden ver. No puede haber una Feria más abierta, sobre todo porque la gente la acoge con mucho cariño, se interesan por la programación, y es accesible con precios populares y en algún caso gratuitos".

El director de esta cita confirma que no piensan solo en los programadores, "sino también en el público de Huesca, que ya está muy habituado a la danza, algo que no sucede en muchos sitios y que aquí se ha conseguido gracias al impulso que le ha dado la Feria, y eso es muy positivo porque la danza no encuentra espectadores, está en crisis permanente, y eso no sucede aquí, donde hay un gran público que ha aprendido a amarla gracias a la Feria".

Etiquetas