Cultura

ARTE

La artista oscense Ana Escar bucea en los fondos de La Carbonería

La creadora oscense comisaria la exposición "Carbono 14. Gabinete de Curiosidades"

La artista oscense Ana Escar bucea en los fondos de La Carbonería
La artista oscense Ana Escar bucea en los fondos de La Carbonería
R. G.

HUESCA.- La oscense Ana Escar ha sacado de los fondos del Espacio de Arte La Carbonería 14 obras ocultas de 12 creadores con los que ha dado forma a la exposición Carbono 14. Gabinete de curiosidades para "lanzar una llamada de atención sobre el arte a partir de piezas curiosas".

Ana Escar, comisaria de esta muestra, ha buceado en el legado artístico que dejó la galerista María Jesús Buil, fallecida en 2016, y ha dado lugar a una exhaustiva selección. "Estuve revisando toda la colección y las obras que he seleccionado han sido para mí llamadas de atención", confiesa esta joven comisaria que se estrena por primera vez como tal con esta muestra.

Gabinete de curiosidades atesora creaciones de Pablo Palazuelo y Alexander Calder, de los que se exhiben dos ejemplares de la revista de arte francesa Derrière le miroir que contienen piezas litográficas de estos autores. A ellas se suman obras de Antonio Santos, José Beulas, Fernando Martín Godoy, Manuel Alcorlo, Antonio Gómez, Jaume Rocamora, Antonio Zarco y dos más de carácter anónimo.

La muestra Gabinete de Curiosidades va acompañada de la denominación Carbono 14 dado que en cada temporada expositiva el Espacio de Arte La Carbonería desea incluir una muestra realizada a base de sus fondos y comisariada por un artista o una personalidad del mundo cultural que realizará así una tarea casi arqueológica.

De su muestra Escar detalla que "no es una exposición que sigue un criterio teórico si no que la componen piezas seleccionadas o bien por la técnica o por la historia que tienen detrás, por cómo se han realizado. Por ello las he vinculado al título Gabinete de curiosidades, porque son diferentes y singulares de alguna manera".

En este sentido, detalla como ejemplo una pieza de Antonio Zarco, "un aguafuerte que pertenece al libro Dolores la escandalosa, que contiene doce grabados de este autor y textos de Pío Baroja".

De ella explica que "está compuesta por dos planos, dos historias dentro de una misma obra. Aparece la imagen de Pío Baroja en grande y hay una escena de una habitación en pequeñito, y no tienen nada que ver a nivel de medidas la una con la otra". Así, asegura que "cada pieza tiene su qué ya que hay como una pequeña historia detrás".

En cuanto a las técnicas que han dado forma a las 14 obras de la muestra detalla que hay serigrafía, litografía, aguafuerte, dibujo, poesía visual y libro ilustrado.

Desde todas estas imágenes y trazos, Escar ha querido poner el foco de atención en unas piezas muy especiales.

"Cuando revisas todo el fondo de una galería te das cuenta de que hay una gran variedad. En los de La Carbonería, los que dejó María Jesús Buil son muy diversos. Me he encontrado con obras de todo tipo y, al final, he escogido piezas que me llamaban la atención. De esas cosas que te quedas con ellas y las quieres porque tienen como algo que te llama, que te vincula a ellas".

Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona y con estudios en la Royal University of Fine Arts de Estocolmo, Escar ha afrontado con ilusión el reto de comisariar esta muestra.

"Pensaba que realizar la selección me iba a costar mucho dada la cantidad de obra que tiene La Carbonería pero, poco a poco, fue surgiendo la selección y resultó ser una tarea bastante fácil", confiesa la comisaria, que dice haber vivido una experiencia diferente al ponerse al frente de este proyecto.

"Ya había trabajado en el mundo museístico coordinando y montando exposiciones y ahora he ganado otro punto de vista. Ya sabía lo que era gestionar las obras de arte a nivel de almacenes y al ser comisaria me he encontrado mejor de lo que pensaba", confiesa.

Y añade que esta exposición tiene un montaje muy sencillo en el que se resaltan las obras, "no hay ningún marco y se ha dado importancia a la pieza y no se ha maqueado con nada".

Finalmente, Escar plantea que le gustaría que quienes disfruten de esta propuesta "vean con otros ojos las piezas porque todo tipo de obra tiene su importancia. Da igual quién seas o lo que hagas. En la muestra está desde un dibujo que Beulas hizo con 20 años a una fotografía anónima, que para mí es igual de bonita que si fuese de una fotógrafo conocido".

Etiquetas