Cultura

EXPOSICIÓN

"Trance", las pulsiones internas y lo gestual trasladado al lienzo

El oscense Antonio Santafé expone su obra más reciente en la Sala Condes de Guara del Centro Ibercaja Huesca hasta el próximo 17 de enero

"Trance", las pulsiones internas y lo gestual trasladado al lienzo
"Trance", las pulsiones internas y lo gestual trasladado al lienzo
V.L.

HUESCA.- En su pequeño estudio de Apiés, el oscense Antonio Santafé da rienda suelta a la improvisación, y ante el lienzo en blanco, combinando sorpresa, técnica y su propia voluntad, ordena el caos y aprovecha lo más grande que nos presenta la existencia: el azar.

Desde este martes y hasta el 17 de enero, la Sala Condes de Guara del Centro Ibercaja Huesca acoge la exposición Trance. Escenas encontradas a través del automatismo, en la que Antonio Santafé reúne su obra más reciente y en la que se refleja su propia evolución y la búsqueda artística a la que tiende en este momento.

Licenciado en Bellas Artes y diseñador gráfico, es director de arte en la empresa de videojuegos Gameloft, pero su pasión por la pintura hace que encuentre momentos para dar rienda suelta a esta afición.

A caballo entre Barcelona, Zaragoza, Huesca y Apiés, Antonio Santafé ha vivido su infancia y juventud en la capital oscense, a la que vuelve con frecuencia para visitar a su familia y para refugiarse en su estudio, un lugar del que van surgiendo escenas que hoy reúne en Trance, donde la abstracción cobra todo el protagonismo.

"Estudiando Bellas Artes vimos varios caminos, todas las manifestaciones artísticas partiendo siempre de lo figurativo, pero a mí lo figurativo es algo que nunca me ha interesado mucho. Me han atraído más las pulsiones que tenemos dentro y lo gestual", explica Santafé a este periódico.

El azar y encontrarse cosas mientras va pintando y buscando colores, sin que haya una forma predeterminada, es lo que caracteriza la obra de Antonio Santafé. "Me pongo ante el lienzo en blanco y me va llevando por diferentes caminos, en los que voy encontrando gestos y manchas que generan una composición y, aunque a veces me cuesta parar, es bueno dejarlo reposar y volver al día siguiente...".

Con los ojos siempre abiertos, las manos en continuo movimiento y una energía contagiosa a la hora de pintar, Antonio Santafé se mueve con soltura por la tela.

Pinceladas gestuales, espontáneas y superficiales capturan el ritmo de su exploración. Su proceso se puede describir como la búsqueda de la sorpresa constante, en la que el color juega un papel importante. "A nivel de psicología cada color quiere decir una cosa y, en ocasiones, actúa de manera inconsciente y depende de cómo esté uno anímicamente ese día o esa semana, empieza a pintar con unos u otros". Pero en la paleta de Antonio Santafé los que no faltan son el blanco y el negro.

De hecho, el artista confiesa que en este momento está tendiendo a hacer cosas "más monocromas y huyendo un poco del color. Esa es mi evolución, manteniendo el gesto y pintando cada vez formatos más grandes, ya que eso permite que el gesto, como hecho, coja bastante fuerza, algo que en el formato pequeño no se aprecia tanto".

El mejor ejemplo de esta tendencia queda recogido en su exposición en el Palacio de Villahermosa, donde de cerca de una treintena de obras, casi todas ellas de este 2019, tres son de gran formato y en blanco y negro.

Técnica mixta sobre tela, acrílico, barra conté, spray, algo de tinta..., Antonio Santafé utiliza bastantes materiales y, aunque sus obras no toman una dimensión escultórica, no renuncia a ello. "Es algo que está en mi mente", y a donde podría tender su proceso evolutivo.

El dinamismo y la libertad creativa son algo a lo que Antonio Santafé nunca va a renunciar, y como ha reconocido en alguna ocasión "mantengo los ojos abiertos y las manos en movimiento" para, moviéndose enérgicamente sobre el lienzo, buscar la sorpresa de la que ahora hace partícipes a los oscenses en una muestra que le hace especial ilusión. "Toda mi familia está en Huesca, también mi infancia y mi adolescencia, y para mí es muy importante simbólicamente poder hacer una exposición en el Palacio de Villahermosa, un sitio emblemático que conozco desde que era un chaval, y hacerlo en estas fechas, todavía es mejor porque hace que se pueda ir a ver y tener feedback próximo de la gente que te importa".

Etiquetas