Cultura

SEMINARIO

Pau Rausell insta a medir el gran "impacto social" de la cultura

Valentina Montalto habla sobre el Monitor de Ciudades Culturales y Creativas 2019

Pau Rausell insta a medir el gran "impacto social" de la cultura
Pau Rausell insta a medir el gran "impacto social" de la cultura
R.N.

HUESCA.- Las formas de medir el impacto social de la cultura o la creatividad en ciudades medianas y pequeñas fueron dos de las cuestiones sobre las que versó este jueves el Seminario organizado en la Diputación Provincial de Huesca, en el que participaron varios expertos.

Uno de ellos fue Pau Rausell (Universidad de Valencia), que definió este sector "como un antibiótico de amplio espectro que afecta a múltiples dimensiones de la naturaleza humana".

Aunque hasta ahora los analistas se han limitado "a contar básicamente cuestiones que tienen que ver con la parte cosmética del acceso a la cultura", es hora "de ir más allá y medir no sólo el acceso, sino el impacto en términos estéticos, emocionales o cognitivos".

"Y hemos de medir la capacidad de las actividades culturales y creativas para ampliar la frontera de posibilidades de desarrollo de un territorio a través de la innovación", prosiguió el experto, que finalmente instó a explorar "cómo medir los impactos de la cultura y la creatividad en campos como la salud, el bienestar y la felicidad, la cohesión social y la inclusión, el sentido de pertenencia o la educación".

Sobre la relación de estos conceptos con el tamaño de las ciudades, Rausell dijo que "algunos aspectos tienen mayor impacto en grandes ciudades, ya que la actividad creativa y sus impactos se benefician de economías de escala".

"Pero en otras dimensiones, especialmente las que tiene que ver con la cohesión social o el impacto sobre el bienestar o la felicidad podrían ser mayores en ciudades como Huesca, precisamente porque estos impactos se dan en mayor medida en contextos de proximidad", valoró.

Valentina Montalto, del Joint Research Centre de la Comisión Europea, explicó en qué consiste el Monitor de Ciudades Culturales Creativas 2019, que mide "el desempeño de 190 ciudades en 30 países" del continente "utilizando 29 indicadores cuantitativos e información cualitativa".

"Los resultados muestran que los activos culturales y creativos se distribuyen de manera diferente en las ciudades europeas, lo que ofrece a las autoridades locales la oportunidad de diseñar estrategias de desarrollo específicas del contexto", contó la experta.

En particular, "muchas ciudades medianas parecen tener, en promedio, más activos de capital cultural por habitante que las ciudades más grandes", mientras que las capitales y las áreas metropolitanas "lideran las clasificaciones como centros de economía creativa de mejor desempeño", agregó.

Además de estas dos ponencias, integrantes del grupo interuniversitario "Cultura y Territorio" (CyTEs) -que inició en 2013 sus trabajos centrado en la cultura en el mundo rural-, están presentando estos días y en distintas sesiones algunos aspectos de sus trabajos sobre ciudades pequeñas y medianas españolas -entre ellos un estudio sobre Huesca- que abordan cuestiones como la dimensión y problemática de las industrias del sector, los factores que favorecen la formación de ecosistemas culturales, o sobre el papel de la cultura y la creatividad en el bienestar y en la generación de capital social.

Así, Maricruz Navarro, investigadora de la Universidad de La Rioja, que forma parte de este grupo, dirige una sesión sobre herramientas para el análisis de las empresas culturales en las pequeñas ciudades. Ana Isabel Escalona y Belén Sánchez-Valverde, de la Universidad de Zaragoza, presentan también los "resultados y propuestas" fruto del estudio realizado por (CyTEs) sobre el dinamismo creativo y cultural en estas localidades, en un Seminario que afronta este viernes su segunda y última jornada.

Etiquetas