Cultura

Inés Plana: "Ver el mal en escenarios de ficción es algo que gusta mucho"

La barbastrense, que trabaja en la trilogía del teniente Tresser, destaca la presencia femenina en el género negro

Inés Plana: "Ver el mal en escenarios de ficción es algo que gusta mucho"
Inés Plana: "Ver el mal en escenarios de ficción es algo que gusta mucho"

BARBASTRO.- La escritora barbastrense Inés Plana, autora de las novelas Morir no es lo que más duele y Antes mueren los que no aman, publicadas por Espasa, defendió el interés de los lectores por el género de novela negra o "hard-boiled" como la definió Raymond Chandler en uno de sus ensayos.

La tercera que escribe Plana estará en la misma línea de las anteriores, para "completar la trilogía" en la que ha cobrado protagonismo Julián Tresser, el imaginario teniente de la policía judicial de la Guardia Civil autor de las investigaciones.

En la charla titulada Damas del crimen: las escritora pioneras, organizada por Asociación de Amas de Casa y Consumidores Somontano, se refirió a la introducción de la mujer en el género de novela negra a partir del siglo XVIII, con Anta Grim, autora de la primera policíaca escrita por una mujer. "Siempre les ha costado salir adelante en la literatura, y muchas publicaron con seudónimo, masculino y femenino, porque se consideraba una profesión liberal, poco recomendable y de escasa reputación". Pese a ello, "son las novelas que abrieron camino a escritoras como Agatha Christie y otras posteriores.

Los principios no fueron fáciles, pero la clave del éxito del género es que se adapta a muchos escenarios. En realidad, el mal fascina y, aunque no lo queremos cerca, verlo en otros escenarios de ficción gusta mucho, así ha sido de toda la vida".

Reconoce que las dos primeras novelas propias van en esa línea y también la próxima con la que cerrará el ciclo. "La maldad me atrae porque no la entiendo, me parece inexplicable e incomprensible pero a los lectores les gusta desde el confort de tener un libro en sus manos y que sea ficción. En realidad, vivimos nuestras propias novelas negras cuando tenemos pesadillas por la noche".

Pero, ¿qué hace una buena persona como Inés Plana escribiendo sobre maldades...? "Me atrae y también a los lectores, no olvidemos que mis autores son fruto de inventos de ficción y, por suerte, se pueden disociar de nuestra vida real, honesta, buena y comprometida. Ficción escrita desde la propia verdad. En mi tercera novela habrá maldad, aunque será diferente a las dos anteriores".

En cuanto a la buena acogida entre lectores, opina que "en España hay bombazos literarios pero no son continuos, cada día ni cada mes. Los libros se resisten a las ventas porque en este país no se lee lo suficiente frente a otros, ni tampoco se promociona la literatura correctamente en institutos y colegios, donde se leen libros para aprobar una asignatura que es diferente a amar la literatura. En mi caso, estoy contenta porque es un privilegio tener el favor de los lectores".

En cuanto a las posibilidades de que una novela del género negro ganara el Premio Internacional Ciudad de Barbastro, no tiene dudas: "¡Por supuesto que, si!... eso dependerá también del jurado, porque este género vive un gran momento, está de moda y no me extrañaría nada si se presentaran varios autores con novelas. Lo importante es la calidad, si es atractiva, entretiene y conecta con el lector, tiene muchas posibilidades".

AUTORES LOCALES Y LIBRERÍAS

Respecto a los "autores pródigos", locales entre los que se cuenta con Manuel Vilas y otros que aparecieron en los últimos años de rango menos alto, asegura que "en Barbastro ha habido mucho talento siempre, y Encarna Samitier dice que es por el agua del Vero que baja por el grifo. En realidad aquí hay mucho talento en varios sectores, y se nota cada vez que me reúno con barbastrenses en Madrid, por iniciativa de David Lafuente".

Además, "Barbastro está entre las pocas ciudades pequeñas que hasta hace poco tuvieron cinco librerías, eso no pasa en otras mucho más grandes, donde una es suficiente. Esto dice mucho sobre la idiosincrasia local y si además hablamos de la trayectoria de 52 años de Premios Literarios ya está dicho todo sobre el acervo cultural que ya viene de lejos. Será por el agua o porque hay mucha magia".

Etiquetas