Cultura

ARTES ESCÉNICAS

Violeta Borruel: "Estos días he sentido que los artistas somos afortunados pese a la precariedad"

La bailarina y coreógrafa altoaragonesa impulsa la iniciativa andÁndara

Violeta Borruel: "Estos días he sentido que los artistas somos afortunados pese a la precariedad"
Violeta Borruel: "Estos días he sentido que los artistas somos afortunados pese a la precariedad"
D.A.

La iniciativa andÁndara apuesta sobre todo por el arte emergente. ¿Por qué es tan importante mostrar el trabajo que están haciendo los nuevos valores—

andÁndara Festival es un festival de danza contemporánea emergente online. Surgió por la necesidad que sentía de compartir y disfrutar del arte, sobre todo de la danza contemporánea, durante el confinamiento por el estado de alarma. Debido a que en estos días extraños el arte nos ha ayudado a sobrellevar mejor esta situación.

Creo que todas las personas hemos sentido la urgencia de escuchar música, leer libros, ver una película, danza... Porque el arte proporciona un esparcimiento que nos alivia de la cotidianidad y del confinamiento, pero creo que es algo más, nos alimenta, nos permite soñar, nos libera... y ayuda a desarrollarnos como personas y como sociedad.

El confinamiento ha sido un periodo en el que muchos artistas han compartido su arte altruistamente, pero también somos conscientes de la delicada situación que están atravesando, especialmente las compañías o artistas más jóvenes, debido a la cancelación o suspensión de las representaciones de sus espectáculos.

Por todo ello, hemos considerado que hacía falta encontrar otras fórmulas de desarrollar festivales y de compartir la cultura, entre ellas la de la promoción y difusión online de planteamientos escenográficos que hasta ahora no eran habituales.

Hemos hecho una apuesta por los artistas emergentes, con videocreaciones realizadas durante el estado de alarma grabadas en sus domicilios, y por un formato de Festival online 3.0 muy actual, que combina plataformas digitales y redes sociales y que nos permite interactuar con el público a pesar de la situación actual.

Deseamos que andÁndara Festival sea un encuentro y una ventana del mundo profesional artístico con la sociedad a través de la cultura.

Se emitirá el domingo 14 a las 21 horas en las redes del festival (Facebook e Instagram: @andandarafestival) y en la página web: https://violetaborruel.com/andandara-festival/ El contenido seguirá colgado una semana más para que a las personas que no les vaya bien esa fecha puedan verlo.

¿Usted participará bailando en la iniciativa—

Sí, he creado una nueva versión de una pieza ya estrenada, dándole otro enfoque y con las posibilidades que dispongo en casa, tanto de espacio físico como de medios, debido al confinamiento.

¿Cómo ha llevado el confinamiento a nivel personal y profesional—

Para mí el confinamiento ha sido un periodo de reflexión y creación, un momento de parón de la realidad que he estado viviendo hasta ahora y de cuestionamiento sobre hacia dónde me gustaría seguir y encaminar la "nueva normalidad", tanto personalmente como profesionalmente.

Durante el estado de alarma he sentido que los artistas somos afortunados, a pesar de la precariedad laboral, ya que el arte nos permite mantenernos activos, imaginar, crear, siendo una vía de liberación y escape para el confinamiento.

Por ello, durante estos día extraños he sentido la necesidad de compartir arte con las demás personas, y con ello han surgido nuevas colaboraciones con artistas de otras disciplinas.

El hecho de querer compartir arte y el tener la obligación autoimpuesta de hacerlo todos los días, también me ha servido para mantenerme activa e ilusionada.

Para mí el confinamiento ha supuesto un momento de creatividad y de comienzo de nuevos proyectos. Es verdad, que también me he encontrado con la limitación del espacio, de no tener un lugar apropiado para ensayar, y de dudas respecto a en qué momento podremos volver a bailar en los teatros, en la calle... sintiendo el calor y la conexión con el público.

A pesar de todos los inconvenientes, de esta cuarentena me quedo con los movimientos altruistas que se han concebido entre la población para mantener la esperanza, y ayudarnos entre todos/as. Por ello, durante este confinamiento he sentido más compañerismo y unidad que anteriormente, y que se generaba un movimiento esperanzador para la sociedad.

¿Ha creado alguna pieza en este tiempo—

Durante este tiempo he creado dos videocreaciones cortas, una de ellas en colaboración con Héctor Castellanos y Nicolás Mora. También he estado trabajando en la edición online de Poesía de patios y azoteas, y en la organización y dirección de andÁndara Festival.

¿Qué proyectos desarrollará cuando todo esto pase—

Tengo muchas ganas de interactuar con el público en formato presencial, por ello, he comenzado a trabajar en una nueva obra de danza de larga duración para ser representada en teatros y en la calle. Además, durante este tiempo he estado indagando e investigando sobre las videocreaciones, y me gustaría seguir con esta línea de trabajo, colaborando con artistas de esta disciplina.

¿Cuándo cree que la actividad podría volver a la normalidad—

El ser humano, como todas las especies, está diseñado para la supervivencia, y por ello olvidamos rápido. Por un lado, creo que cuando esta crisis haya finalizado, intentaremos volver a lo que llamamos normalidad lo más rápido posible, olvidándonos de lo ocurrido. Por otro lado, también pienso que la palabra crisis significa cambio, y quizás se produzca algún cambio social. Aunque todavía es incierto qué va a ocurrir con esta pandemia y si habrá nuevos brotes, sí que me gustaría que no se olvidase que durante estos días de encierro la cultura y el deporte han sido claves para que la población mantuviese la esperanza, a pesar de ser las asignaturas menos valoradas en la educación. Me gustaría que esto no se olvidase, y que a partir de ahora se les otorgue a la cultura y al ejercicio físico la relevancia que merecen.

¿La danza es uno de los sectores más afectados por la crisis? ¿Qué ayudas pediría—

La danza, como todas las artes que normalmente tienen un formato presencial, se han visto muy afectadas por la crisis sanitaria, debido a la cancelación de sus espectáculos. Además, a la danza se le suman los inconvenientes del espacio amplio y diáfano que se requiere para ensayar, del que normalmente no disponemos en nuestras casas, y la dificultad de los ensayos en las creaciones grupales porque es necesario el contacto físico. Me gustaría que las instituciones no recortasen en cultura, ya que durante el confinamiento se ha visto su importancia para la humanidad, que es un bien de primera necesidad y que es necesaria para una sociedad sana.

Además, si solo miramos el aspecto económico, la cultura genera dinero. El Anuario Estadístico de 2019 desarrollado por el Ministerio de Cultura y Deporte, indica que en 2017, la aportación del sector cultural al PIB español se situó en el 3,2%. Y si nos fijamos en Francia, comprobamos como su aportación a la riqueza del país sube hasta el 4%, siete veces más que el sector del automóvil.

Pediría que se hiciera una apuesta sólida por la cultura, por llevar el arte a toda la sociedad, y que los artistas puedan dedicarse a él plenamente, viviendo de su trabajo.

andÁndara Festival no está financiado por ninguna institución, por lo que para sustentar a los/las artistas, las personas que lo deseen pueden aportar un donativo al festival. Todo el dinero recaudado es repartido íntegramente y a partes iguales entre los y las artistas participantes.

En esta edición tenemos un plan de mecenazgo, en el que colabora Pirotecnia Oscense y Pirocarnaval, y que está abierto a la participación de otras empresas o instituciones.

Etiquetas