Cultura

OBITUARIO

Fallece Santiago Fernández, un artista generoso y solidario que nos hechizó con sus paisajes

En su reconocible estilo se apreciaba la influencia de su profesión, arquitecto técnico

Fallece Santiago Fernández, un artista generoso y solidario que nos hechizó con sus paisajes
Fallece Santiago Fernández, un artista generoso y solidario que nos hechizó con sus paisajes
S. E.

HUESCA.- Santiago Fernández Navascués (Zaragoza, 26 de julio de 1955) falleció este martes en Huesca a los 65 años de edad a consecuencia de una larga enfermedad, una persona generosa y solidaria que encontraba en el mundo del paisaje su conexión más emotiva y sincera con el mundo de la pintura.

A Santiago Fernández le encantaba el arte y la posibilidad de formar parte de ese universo. Tenía un peculiar estilo, muy reconocible, en el que se apreciaba la influencia de su profesión, arquitecto técnico. Su pincel buscaba los paisajes clásicos, donde los pueblos, y especialmente las casas, adquirían gran protagonismo, eran el gran eje de su temática, y la comarca de la Jacetania le inspiraba una y otra vez.

En diciembre de 2009, expuso en la sala Raíces de la capital oscense "Vis a Vis" con su amigo Chema Durán y repitió "pareja artística" en "Encuentro en Tierz" (en la Casa de la Cultura, diciembre de 2010) y en "A la par", en el entonces Centro Cultural del Matadero (2013). En todos los casos, ambos mostraban sus diferentes perspectivas y estilos artísticos, en un sorprendente y maravilloso ensamblaje de dos grandes personalidades.

En 2010, participó también en Tierz en "Arte de base", una muestra colectiva junto a otros 23 creadores, organizada por Alberto Serena. Dos años más tarde, Santiago Fernández colaboró con un hermoso paisaje en una exposición-homenaje a Serena y a su sala Art Decó, que tuvo que cerrar por su inviabilidad en medio de una virulenta crisis económica que volvió a ser implacable con el mundo de la cultura.

Pero Santiago era una persona generosa y comprometida y quiso estar allí, reconociendo el trabajo de Serena, como también aceptó enseguida sumarse al solidario plantel de autores que hacen posible desde 2016 el proyecto Arte para el Recuerdo, cuyos beneficios van íntegramente destinados a la Asociación Alzhéimer Huesca, entidad organizadora del programa junto a Diario del Altoaragón.

En la última edición, celebrada en la Sala Bantierra entre el 21 de diciembre de 2019 y el 19 de enero de 2020, interpretaba esta iniciativa como "un impulso colectivo, desinteresado, solidario y económicamente efectivo dirigido, exclusivamente, a intentar mejorar la desconcertante situación en la que acaba convirtiéndose tanto el cuerpo como la mente y el entorno de las personas afectadas".

Santiago, que aportó en esa ocasión un dibujo sobre papel pintado con acuarela de la Solana de Jaca, consideraba importante participar en este tipo de acciones particulares, porque estimaba que era la mejor manera de captar "el interés de la administración".

En 2018, fue uno de los artistas que se sumó al homenaje brindado a Marcelino Sesé, protagonista de una antológica que tuvo como escenario el Centro Cultural del Matadero y cinco establecimientos de la ciudad de Huesca, comisariada por Antonio Santos, Ana Mora y José Ignacio Boix.

Santiago Fernández estaba casado con Teresa Domingo y tenía dos hijos, Luis y Jesús. Era una persona introspectiva y reservada, que desde su discreción, sin embargo, sabía transmitir afecto y verdad. Ha querido marcharse sin ruido, pero no puede escaparse a nuestro sincero y emocionado aplauso.

Etiquetas