Cultura

CRÍTICA MUSICAL

Música medieval y sefardí en el Museo

Huesca Leyenda organizó la actuación de Evoéh en una calurosa noche

El ciclo Huesca Leyenda nos regaló la actuación de Evoéh en el patio del Museo de Huesca, un respiro refrescante en una calurosa noche de verano. Ariana Barrabés, Jesús Olivares y Abdel Aziz Samsaoui hicieron un recorrido por la música medieval y sefardí.

La dulce voz de Ariana Barrabés cantó al amor. Un amor religioso, profano, a la naturaleza, como hilo conductor de todas las melodías interpretadas y de los poemas declamados pertenecientes a la época medieval.

Con una perfecta mezcla de melancolía, sensibilidad, ritmo y alegría dieron vida a Cantigas de Santa María de la corte del rey Alfonso X el Sabio, Cantigas de amigo, Canciones de trovador de Languedoc (Occitania) y de tradición Andalusí. Todas ellas acompañadas por una rica variedad de instrumentos tradicionales (arpas, laúdes, panderos, kanún...) interpretados por Jesús Olivares y Abdel Aziz Samsaoui.

La segunda parte del concierto la dedicaron a la música sefardí, música judeo española que nos ha llegado por tradición oral y que presenta una gran riqueza de sonoridades gracias a la influencia de todos los países por los que pasaron en su éxodo.

La mujer se convierte en la protagonista de las melodías interpretadas, dedicadas al cortejo y canciones de boda. Cabe destacar la calidad y el acierto de los arreglos instrumentales, realizados por los miembros de Evoéh, atreviéndose a utilizar la progresión armónica de una chacona italiana como acompañamiento de una copla turca. El resultado, perfecto.

El sentido del humor en la narración de los diferentes modos de guisar la berenjena, cuestiones generacionales como una conversación madre/hija, los rituales de los novios y los casamientos o el recuerdo y añoranza de la tierra lejana fueron contados y cantados con gran musicalidad, demostrando que no hablan de épocas ni tradiciones tan alejadas de la nuestra.

Una delicia para los sentidos.

Etiquetas