Cultura

PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Los otros caminos de la industria de la cultura

Sonido 54, uno de los referentes en la "reinvención" ante una coyuntura que puede ser prolongada

Los otros caminos de la industria de la cultura
Los otros caminos de la industria de la cultura
S54

HUESCA.- El sector creativo por excelencia, el de la Cultura, busca soluciones del baúl de los recuerdos, de la ficción, de la pos vanguardia y del apego a la tierra para conseguir la supervivencia de una industria muy importante para el desarrollo de un país, pero sobre todo fundamental para el futuro. Fórmulas que combinan lo convencional con una audacia impresionante, novedades como Jorearte de Jesús Arbués, replanteamientos para garantizar la continuidad de los festivales con total seguridad como los programados por la Diputación Provincial o ayuntamientos, reaperturas de escenarios esenciales como La Casa de los Títeres, tímidas puestas en marcha de los cines comerciales o reinicios con brío del mundo del folklore son algunas de las manifestaciones que han echado a andar con los titubeos de los pasos de la nueva vida y con la voluntad de hierro de los promotores, entendido el término en el más amplio sentido.

Las empresas de sonido, iluminación y animación están acusando el golpe de la suspensión de todos los acontecimientos multitudinarios. Sirvieron ejemplarmente al sostenimiento del espíritu ciudadano con muchos de sus profesionales erigidos en los "disyóqueis de los balcones" en las más tristes semanas de nuestra historia reciente. Unos imprescindibles. Y las limitaciones de los aforos y suspensiones de conciertos y todo tipo de espectáculos han privado a compañías líderes como Rampa de una vía de ingresos ineludible.

Idéntica coyuntura atraviesa Sonido 54, la firma de Roberto Latre y Eduardo Cegoñino, que ayuna de los contratos de banquetes, bodas, comuniones, eventos empresariales, conferencias y tantos y tantos encargos que recibe en años cotidianos. Y, en esa tesitura, ha rescatado de su experiencia hace más de un lustro de Expoauto una nueva área sobre la que sostenerse y que proyectar hacia el futuro. Porque, como afirma Roberto Latre, "esta realidad probablemente sea prolongue más de lo que nos gustaría y estos formatos pueden tener su utilidad en el futuro".

Autocine, autocirco, autoteatro... De las escenas del celuloide que hoy nos parecen retro, se ha transitado a una imagen habitual en tantos y tantos ciudades y pueblos. Con la seguridad al nivel de la fidelidad en la imagen y el sonido, el Circo La Raspa y Habana Teatro ya han actuado en lugares de la capital como el Colegio Pío XII y el Pasaje Arco Iris, y después de la época laurentina la programación se extenderá a otras áreas de Huesca. Emoción y arte sin riesgo.

Con el autocine, la experiencia está resultando alentadora. La propuesta de colaboración con un buen número de ayuntamientos se está extendiendo a otras compañías y ubicaciones en Huesca, Zaragoza, Logroño y Castilla-La Mancha. Aunque existe disponibilidad respecto a programadores particulares, la institucional es hoy la vía más abierta.

Si hasta ahora han proyectado cerca de 40 sesiones, consideran que la experiencia se va a expandir en septiembre y octubre. El autocine permite a través de sus grandes pantallas y con la sintonía en las radios de los coches llegar a 200 automóviles y 400-500 personas. Una gran sala al aire libre, con el encanto correspondiente en eras y magnos espacios.

Por supuesto, la flexibilidad y la capacidad de adaptación son las grandes claves. Hasta 7 equipos de Sonido 54 pueden proyectar simultáneamente gracias a las pantallas que van de 4x2 metros a 9x7, la primera para grupos de coches más reducidos y la segunda para medio millar de aficionados al séptimo arte. En medio, toda la gama de dimensiones. La inversión se ha multiplicado después de las primeras referencias en Benabarre y Angüés, que fueron definitivas para que los empresarios se animaran.

A partir de ahí, los resultados han ido llegando y esta línea ha acrecentado el número de clientes. El ayuntamiento de Fraga programa todos los fines de semana, lógicamente con la película que acuerda con Sonido 54. Barbastro hubo de interrumpir su voluntad por el retorno a fase 2, pero pronto se reanudará. Y Jaca está en ciernes. Jueves y sábados son los días preferidos por pueblos y ciudades. En Huesca, existen conversaciones con el consistorio.

Es un formato compatible con el "Cine de verano" en espacios abiertos, con distancias de seguridad en los asientos que se determinan.

El potencial es incalculable y Roberto Latre pone en marcha el motor de su cerebro para diseñar, junto a otras actividades más convencionales, las grandes opciones que se pueden llevar a lugares insospechados como residencias, estadios, recintos y superficies donde la cultura, en cualquiera de sus expresiones, busca abrirse hacia su rentabilidad. Como asegura José Mujica, expresidente de Uruguay, la transformación de una sociedad sólo es posible a través de la cultura entendida como el conjunto de los valores que ha ido edificando en su historia y su presente.

Etiquetas