Cultura

FESTIVAL INTERNACIONAL EN EL CAMINO DE SANTIAGO

Festivo y gran directo de piezas tradicionales gracias a La Chaminera

La formación aporta una mirada complementaria desde el prisma de la música popular

Festivo y gran directo de piezas tradicionales gracias a La Chaminera
Festivo y gran directo de piezas tradicionales gracias a La Chaminera
C.G.

HUESCA.- La plaza de Santa Engracia (Jaca) acogió el martes un nuevo concierto del XXIX Festival en el Camino de Santiago. Fue el turno de La Chaminera, Ángel Vergara y María José Menal, con su apasionada labor de aportar una mirada complementaria desde el prisma de la música de tradición popular.

"El folclore vivo y la música antigua están más relacionados de lo que parece. En todas las épocas han existido esos dos registros y lo que ha llegado hasta nosotros forma parte de una rica y multiforme herencia. Además está la riqueza tímbrica de los instrumentos que tocamos, que en ocasiones son, más que fósiles, reminiscencias vivas de lo que sonó hace siglos", destacan.

En una velada tranquila y festiva celebrada con todas las medidas de seguridad, La Chaminera interpretó Juglares del camino ante un público familiar y entregado, piezas del territorio y del Camino de Santiago, así como temas donde se apreciaron esa confluencia entre lo "antiguo" y lo "popular". El aplaudido directo obsequió también con divertidas técnicas juglarescas, como las formas de hacer bailar títeres a la vez que se interpreta música, ahí es nada.

El grueso de las obras que sonaron en Santa Engracia fueron anónimas pero, precisamente, "y más en el contexto de este festival, nos gusta mostrar el recorrido de algunas piezas tradicionales que, transformadas, son adaptaciones de músicas y de textos antiguos. Villanos, marizápalos, minuetos afandangados o marchas wagnerianas han llegado por tradición oral en interesantísimas adaptaciones de los músicos populares, que se siguen interpretando en dances, "palotiaus", albadas... lo mismo que canciones con textos de Cervantes o Lope, sin que sus intérpretes lo supieran ni tuvieran necesidad de ello", comparte La Chaminera.

En esta línea de Olvidadas y Desconocidos, tema de esta edición del festival, es de justicia dar a conocer autores que, por cualquier circunstancia, han quedado fuera del conocimiento general "y más cuando se trata de un sesgo por cuestión de género. La Historia del Arte, en general, tiene todavía una deuda con demasiadas mujeres silenciadas. En el caso de la cultura portuguesa es tristemente cierto el tópico de que "tan cerca y tan lejos..." Todo lo que se haga por reencontrarnos es genial".

Para La Chaminera, estos meses previos de trabajo, música y pandemia, han sido extraños, pero intensos, aprovechando para ensayar y hacer grabaciones "más o menos informales para compartir en las redes y otras con propósito más profesional, utilizando las tecnologías que nos permitían trabajar a varias personas, cada uno desde su casa. Y compartiendo a ratos nuestra música con los vecinos, que también ha sido una experiencia satisfactoria", relatan.

Como para la gran mayoría de artistas, la expectativa actual es de "incertidumbre. La situación es tan cambiante que ya no sabemos si vamos a quedarnos con las pocas actuaciones que tenemos confirmadas, si van a salir otras nuevas o si -en el peor caso- se van a anular algunas. Somos vitalmente optimistas, pero hay que estar preparados para todo", terminan.

Etiquetas