Cultura

ARTE EN LA PROVINCIA

Grupo ZheBra, el fluir de la energía a través del arte

Los alumnos del taller del Centro Manuel Artero de Valentia Huesca, dirigido por Eduardo Cajal, llenan de color y luz las paredes de la Pastelería Vilas

Grupo ZheBra, el fluir de la energía a través del arte
Grupo ZheBra, el fluir de la energía a través del arte
D.A.

HUESCA.- El arte es la única forma de actividad por la que el ser humano se manifiesta como verdadero individuo (Duchamp). Partiendo de la base que el ser humano tiene la necesidad de expresar lo que siente, más allá del lenguaje convencional, el arte se convierte en una herramienta imprescindible para canalizar las tensiones internas y hacer florecer la identidad personal con todos sus matices.

Eso es lo que hacen los miembros del grupo ZheBra del taller de arte del Centro Manuel Artero de Valentia Huesca, con el artista Eduardo Cajal al frente, y que ahora comparten con los oscenses en el Salón de Verano 2020, que acoge la Pastelería Vilas de Huesca.

En esta exposición se incluyen lienzos de José Luis Teixido, José Luis Orduna, Esther Carreras, Carmen Bonache, Ricardo Roldán, Fernando Vidal, Marisa Roda, Pablo Llagostera, Mercedes Andrés, Rocío Suárez, Gema Guerrero, Encarna Bonache, J.A. Salamero, Javier Baseca, Elisa Úbed y Cristina Piedrafita.

"Estas obras se caracterizan por su verdad y la libertad en el hacer y estar del artista, invitando a quien las observan a sumergirse en una experiencia estética única y maravillosa en este espacio tan especial", explica Eduardo Cajal.

Este Salón de Verano, que comenzó el año pasado, "con la valentía de recordar los Salones de Primavera de París, y con la idea de que se sucediera en el tiempo", resultó una experiencia muy interesante "con la pastelería, los clientes y las personas a las que les gusta el arte. Hubo una energía muy buena", a la que este 2020 se le da una vuelta. El concepto expositivo hace un guiño a las zonas en las que los museos tienen la obra en stock. "Es un fondo de galería, donde los cuadros están colgados no con un criterio expositivo sino de almacenaje, pero estéticamente es muy interesante porque hay un microcaos que le va muy bien a la hora de percibirlos", apunta.

Y eso es lo que se ha hecho este año. Eduardo Cajal pidió a Asun Ruiz, propietaria de Pastelería Vilas, que dejara las obras del año pasado que tenían en la confitería, "porque lo que había estaba muy bien y era difícil de superar. Es decir, desmontar la exposición, dejarla en almacén, y con los cuadros nuevos juntar todos y hacer una nueva exposición", que es la que se puede visitar ahora en todo el establecimiento como fondo de galería.

Se trata de una muestra permanente en la que los lienzos, de diferentes tamaños y formas, están a la venta y conforme se van adquiriendo se reponen por otros. Así será hasta la tercera edición del Salón de Verano en 2021, en la que "haremos una relectura de la obra. La descolgaremos toda y entre la que nueva y la que haya volveremos a cubrir las paredes de Pastelería Vilas", avanza Eduardo Cajal.

De hecho, Asun Ruiz está encantada con la idea de que su local se haya convertido en una "galería". "Empezamos con pocos cuadros y ahora está la pared llena, y eso ha sido muy efectivo porque cuantos más hay más se venden. A la gente la idea le parece bonita, conocen Valentia, a Eduardo, y quieren colaborar".

Asun Ruiz también se esfuerza porque estas piezas, en la que hay desde pintura abstracta a trenes, pasando por casas o imágenes de San Lorenzo o la Virgen del Pilar, pasen a decorar las viviendas de los oscenses con la esperanza de que sientan lo mismo que ella al estar rodeada de tanto color. "Adornan, pero sobre todo, dan muy buenas vibraciones", reconoce, al tiempo que comenta que ya se han vendido varias.

En realidad, como explica Eduardo Cajal, los chavales que acuden al taller de pintura "tiene la energía, y con el arte fluye", y como dice Asun Ruiz, "yo soy energía pura y ellos me ayudan a fluir".

Los miembros del grupo ZheBra están encantados con esta iniciativa porque se han convertido en artistas que venden obra, la Pastelería Vilas también porque ha llenado de color y luz sus paredes, y los clientes porque se sorprenden con la "buena energía" que transmiten.

Etiquetas