Cultura

HOMENAJE

Esperanza Pérez "siempre supo disfrutar de las pequeñas cosas"

El Cine Teatro El Molino de Sariñena se convirtió en un escenario realmente mágico, en el que se presentó el libro de poemas póstumo de la escritora

Esperanza Pérez "siempre supo disfrutar de las pequeñas cosas"
Esperanza Pérez "siempre supo disfrutar de las pequeñas cosas"
M.B.

SARIÑENA.- Sariñena vivió con emoción la presentación del libro Luz de Esperanza, poemas de Esperanza Pérez.

El pasado viernes 28 de agosto el Cine Teatro El Molino de Sariñena se convirtió en un escenario mágico donde se presentó este libro póstumo de la autora.

La obra rendía un merecido homenaje a la creación de Esperanza, quien empezó con la elaboración de su poemario hace muchos años, un proyecto que, a título póstumo, hicieron realidad su hija Sara Mas, junto a familiares, amigos y Ayuntamiento de Sariñena.

La publicación cuenta con la maquetación de Marcos Cortés. La ilustración de la portada es obra de la pintora Mabel Álvarez Lavandera y la recopilación de "una parte importante de sus poesías y por lo tanto de su vida, porque es bastante biográfico", contó su hija, que realizó una emotiva intervención en la que analizó la obra Luz de Esperanza.

"Este poemario está lleno de sentimientos, muchos bonitos, de amor, de ilusión, de sueños y otros tristes, de dolor, rabia y desamor", señaló Sara durante la presentación, haciendo énfasis en que su madre siempre supo "ver la belleza y disfrutar como nadie de todas las pequeñas cosas maravillosas", porque Esperanza nunca se rindió. "Luchó hasta el final con una fortaleza increíble y con una positividad súper contagiosa", manifestó.

La obra puede adquirirse en el Centro Dietético y Herboristería de la Avenida Fraga de Sariñena, destacando que la recaudación de los libros vendidos durante la presentación fue para la AECC Sariñena Monegros, colectivo del que Esperanza era una de las asociadas más activas.

El acto, organizado por la familia de Esperanza y la Asociación Musical Cultural Monegros 88 Keys, que participó con varias canciones interpretadas por la soprano Nelly Rodríguez y el acompañamiento del piano de Nati Ballarín, contó con la colaboración del Ayuntamiento sariñenese, así como del Grupo de Lectura al que también pertenecía Esperanza y que recitaron varios de sus poemas, quienes engrandecieron aún más la velada mágica que finalizó con el canto de su sobrina, Patricia García, con Viento del Norte, "una canción muy especial porque fue un tema que acompañó a mi madre en sus últimos meses de enfermedad, ella cantaba con mi hijo al piano y fue la última canción que escuchó antes de morir", dijo Sara.

Una tarde para recordar a Esperanza Pérez, emprendedora, valiente, madre, abuela y tía, además de poeta, fue muy merecidamente, la Gabardera 2012, y este libro hace justicia con el legado cultural que ha dejado, que merecía ser inmortalizado en esta obra que a título póstumo cumple uno de sus más ansiados sueños; un libro que hace justicia con su categoría artística y permitirá a las generaciones venideras conocer parte su vida.

Etiquetas