Cultura

OCTAVA EDICIÓN

Historias del confinamiento en el octavo Huescómic

Lorenzo Caudevilla y Álvaro Ortiz presentan sus últimos trabajos

Historias del confinamiento en el octavo Huescómic
Historias del confinamiento en el octavo Huescómic
S. E.

HUESCA.- La octava edición de Huescómic tuvo ayer como protagonistas las presentaciones de dos cómics creados durante la situación de confinamiento. La vida interior, de Lorenzo Caudevilla, y El murciélago sale a por birras, de Álvaro Ortiz (¡Caramba!), una novela gráfica por entregas protagonizada por el trasunto de cierto superhéroe atormentado. Ambos autores mantuvieron una conversación con Óscar Senar tras la cual procedieron a la firma de ejemplares.

Con algo más de dos meses en librerías, en el caso de la obra de Caudevilla, su autor reconoce estar muy contento con el recorrido que está teniendo, con 400 ejemplares ya vendidos, "lo que para ser que solo está en librería de Huesca está bastante bien", explica su autor, que reconoce que le está llegando algún pedido también del extranjero. Un cómic, La vida interior, que expone los devenires por los que el autor, y también protagonista del cómic, transitó durante el confinamiento sobre la idea de hacer un cómic, pero también sobre aquellos lugares comunes a los que la mayoría de la población llegó durante el aislamiento.

Todo ese proceso queda expuesto también en una exposición de los bocetos y originales que realizó el autor, que se puede ver en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner. Caudevilla también es el autor del cartel de esta octava edición de Huescómic.

UN SUPER HÉROE PECULIAR

El protagonista de la novela gráfica El murciélago sale a por birras es un súper héroe "totalmente original", un multimillonario que se disfraza de murciélago para combatir el crimen, que un día se queda sin cerveza por la noche y sale a comprar, momento en el que se cruza en su camino una serie de asesinatos, que debe resolver, pero "en realidad el lo que quiere es comprar cerveza y emborracharse y eso le atormenta bastante", añade su autor, Álvaro Ortiz.

A Ortiz -ilustrador y autor de cómics zaragozano- el confinamiento le pilló trabajando en lo que tenía previsto que fuera su próximo cómic, el primero que proyectaba para el público infantil. La irrupción del confinamiento le llevó a crear esta novela gráfica por entregas que publicó en Instagram diariamente entre abril y primeros de mayo. "Lo más divertido fue el feedback de los lectores, normalmente no lo recibes hasta que publicas el cómic completo", añade. Una audiencia que se volcó en comentar la historia y compartirla "hasta el punto de que los propios comentarios que hacían se han visto reflejados en la historia". Proyecto que le ayudó "en los días más duros del confinamiento a estar bastante conectado".

La octava edición de Huescómic, además de la exposición de los bocetos y originales de Caudevilla, acoge también en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner la exposición Originales, muestra colectiva de páginas originales realizadas por autores aragoneses.

El homenajeado de este año es Cabrero Arnal y en la Biblioteca Ramón J. Sender podrá verse la exposición "Cabrero Arnal: su vida en viñetas" de Chema Cebolla, que nuevamente realizó un cómic gratuito sobre un personaje altoaragonés.

Etiquetas