Cultura

MÚSICA

Mosicaires hace balance de un año dedicado a la educación

El grupo folclórico grausino ha puesto en marcha cuatro proyectos diferentes y cargados de materiales didácticos

Mosicaires hace balance de un año dedicado a la educación
Mosicaires hace balance de un año dedicado a la educación
S.E.

HUESCA.- "Un año extraño pero cargado de nuevas simientes", resume el grupo folclórico Mosicaires lo que ha sido su trabajo en 2020. Ante la incertidumbre motivada por la pandemia, el grupo ribagorzano ha desarrollado durante este año cuatro proyectos llenos de material didáctico con los que facilita el acceso a la cultura aragonesa. Para este trabajo, la banda folclórica ha basado sus esfuerzos en dar a conocer la riqueza del patrimonio cultural de Aragón, sobre todo en lo que concierne a su tradición oral, su lengua y su naturaleza.

Entre estas cuatro iniciativas destaca el proyecto El secreto de Iberia impura, homónimo a su último álbum, que sirvió para grabar un total de 22 vídeolibros, con la colaboración de la Sociedad Municipal Zaragoza Cultural. Esta veintena de vídeos se emplea de recurso didáctico en la escuela y en otros ámbitos culturales.

Este trabajo aborda temáticas fundamentales tanto a nivel aragonés como a nivel internacional, como son la despoblación del territorio, el papel de la mujer en la sociedad rural, la igualdad de oportunidades o los fenómenos migratorios. Además, para poner aún en más valor la cultura aragonesa, estos vídeos están grabados en aragonés y en castellano.

Por otra parte, la banda de Graus también ha puesto en marcha Música y Naturaleza, un proyecto medioambiental con el que, además de crear conciencia social en la comunidad educativa, persigue plantear una propuesta artística original, buceando en la relación entre los sonidos del medio natural y las músicas tradicionales que ellos interpretan.

De esta manera, Mosicaires concluye que, "como para toda la población, 2020 ha sido un tiempo cargado de dudas, indecisiones y muchos cambios de planes; aunque quizá para esta aventura musical fruto de un accidente casual ha sido más fácil digerir esta extraña situación y aprovechar para desarrollar proyectos antiguos inacabados y dar forma a nuevas propuestas que siguen desarrollándose bajo el amparo de aquel lugar fértil al que bautizamos Iberia impura".

En estos diferentes proyectos, como ya es costumbre en Mosicaires, la banda grausina ha contado como colaboradores con artistas de orígenes dispares. En esta ocasión se han rodeado, entre otros, de grandes profesionales como el jacetano Saúl Irigaray, de Garabato Books, las grausinas The Art Factory, la zamorana Julia Andrés Oliveira o el zaragozano Rubén Garcés.

Etiquetas