Cultura

LITERATURA

Pedro Rújula: "El papel tiene una funcionalidad que el digital todavía no ha conseguido ocupar"

Dirige Prensas de la Universidad de Zaragoza desde abril de 2010, periodo en el que "lo que hemos hecho ha sido prácticamente la reconversión a los nuevos tiempos"

Pedro Rújula: "El papel tiene una funcionalidad que el digital todavía no ha conseguido ocupar"
Pedro Rújula: "El papel tiene una funcionalidad que el digital todavía no ha conseguido ocupar"
S.E.

HUESCA.- Pedro Rújula López (Alcañiz, 1965) cumplió el año pasado su décimo aniversario como director de la editorial Prensas de la Universidad de Zaragoza, un periodo en el que "lo que hemos hecho ha sido prácticamente la reconversión de la editorial a los nuevos tiempos".

En primer lugar -explica Rújula, escritor y profesor de Historia de la Universidad de Zaragoza-, se ha procedido "a la adecuación de la editorial al medio digital, es decir en estos 10 años la editorial se ha puesto en el escenario del comercio del libro electrónico, que era una necesidad a título de información, para que cualquier buscador pudiera encontrar nuestros contenidos y al mismo tiempo, dar constancia de que existíamos y la venta de libros electrónicos en todos los portales, en todas las plataformas y en todos los soportes. Eso era una necesidad".

En segundo lugar, en cuanto a industria editorial, "en este tiempo se ha pasado de la impresión en offset habitualmente a la impresión digital, es decir que las grandes tiradas se han ido adecuando a las tiradas más ajustadas y más vinculadas al mercado, lo que significa reducción de stocks y eficiencia económica a la hora de gestionar los recursos".

Y en tercer lugar, en cuanto a política editorial, Prensas de la Universidad de Zaragoza "había crecido mucho en la primera década de este siglo y había que racionalizar la estructura de contenidos y al mismo tiempo su presencia en el mercado. Allí es donde se ha dado un paso en este tiempo. Por un lado, en la estructuración del catálogo y al mismo tiempo en la especialización de determinados campos donde la Universidad de Zaragoza (UZ) y la editorial de la Universidad era más competitiva y debíamos tener más fuerza intelectual y más fuerza en el mercado".

Estos han sido "los tres focos en los que más se ha avanzado en estos 10 años".

"TRES ESPACIOS DE ACCIÓN"

Rújula, por otro lado, preguntado sobre cómo trabaja esta editorial, indica que tiene "tres espacios de acción". "El más cercano, el que se trabaja para el profesorado y para el alumnado de su propia universidad; de alguna manera es una puerta o una ventana al exterior para que se visibilice la acción de investigadores y profesores de la Universidad y, al mismo tiempo, que sirva para que los alumnos que cursan estudios en esa universidad tengan los materiales necesarios para que su paso por la Universidad sea lo más satisfactorio posible".

El segundo de los campos es "la relación entre universidad y sociedad, en el plano más inmediato. De alguna manera, el compromiso de la Universidad de Zaragoza es con la comunidad autónoma de Aragón, para cumplir en términos de comunicación de transferencia que se llama ahora, esa responsabilidad social que la Universidad de Zaragoza tiene con la comunidad autónoma".

El tercer ámbito es universalista; es decir en el fondo, por vocación, todo conocimiento universitario es universal y por lo tanto el plano en el que está trabajando la editorial nuestra siempre es un plano genérico, universal, incluso internacional. El objetivo de la Universidad de Zaragoza a través de su editorial es jugar fuerte, jugar papeles importantes en los ámbitos científicos en los que es relevante y hacerlo en el plano internacional".

EL CATÁLOGO DE LA EDITORIAL

El catálogo de Prensas de la Universidad de Zaragoza, que tiene unas 1.500 obras vivas, es descargable en la web de la editorial (https://puz.unizar.es/). Al año se editan entre 110 y 125 títulos, "el número depende de la complejidad de las obras".

El catálogo -subraya Rújula- "tiene dos componentes, uno histórico y otro de vanguardia. El histórico es que nosotros nos esforzamos, y más desde la digitalización incluso de los fondos antiguos, en mantener el fondo vivo; de hecho, en plena pandemia lo que hicimos fue liberar libros; hay una campaña que hemos llamado Libros libres que nos permitió hacer libros electrónicos de libre acceso para todos los alumnos pero también para toda la ciudadanía, más de 100 títulos de nuestro catálogo, porque en ese momento todo el mundo estaba confinado en sus domicilios y la necesidad de contenidos se hizo más patente que en otros momentos y deseamos también, en la medida de nuestras posibilidades, hacer partícipes a la gente de esos fondos".

Por otro lado están las políticas actuales de vanguardia, donde estamos trabajando en campos que consideramos novedosos, desde la filosofía del lenguaje hasta las vanguardias, desde la historia social y la historia cultural hasta la crítica literaria o las colecciones de poesía, de literatura, las conexiones sobre feminismo, sobre historia del arte. También tenemos colecciones técnicas, científicas, matemáticas..., es decir aquellos campos donde todavía hoy estamos dispuestos a jugar un papel importante".

"Una buena y potente universidad tiene que tener una potente editorial porque el rostro exterior de esa Universidad se muestra en una de sus mejores facetas a través de su producción editorial".

LARUMBE, UN EJEMPLO DE COLABORACIÓN

En cuanto a colecciones, cabe resaltar el caso de Larumbe Textos Aragoneses, que publica Prensas de la Universidad de Zaragoza con el Instituto de Estudios Altoaragoneses (IEA), el Instituto de Estudios Turolenses (IET) y el Gobierno de Aragón.

Larumbe -explica Rújula- "cumple una función orgánica dentro de ese catálogo, que es la colección de clásicos aragoneses, que nació en Huesca, en el IEA, y que merced a un acuerdo que llevó a cabo el anterior director (de Prensas), Antonio Pérez Lasheras (Jaca, 1959), se convirtió en una coedición muy potente con colaboración de DGA e Instituto de Estudios Turolenses". "Se vio -añade- que esta colección estaba llamada a continuar en el tiempo, es una colección que lleva una larga trayectoria, más de un centenar de títulos, y allí están los autores relevantes, los autores importantes para el universo de referencias literarias o incluso memorialísticas de la literatura aragonesa".

SELLOS DE CALIDAD Y PREMIO

Por otro lado, Prensas de la Universidad de Zaragoza tiene tres colecciones que han obtenido los sellos de calidad de la edición universitaria, son las de Ciencias Sociales, Humanidades y De Arte, y las dos primeras, además, con mención de internacionalidad, lo que es "un marchamo de prestigio".

En 2020, así mismo, "obtuvimos el premio nacional a la mejor traducción" por La novela como género literario, "un libro de largo aliento, con una traducción directa del ruso" y que agrupa textos distintos de Bajtin que son fundamentales para la teoría literaria del siglo XX.

PAPEL Y/O DIGITAL

Por otra parte, Pedro Rújula considera que el papel, en contra de lo que anunciaban algunos, no ha sido derrotado por lo digital.

Recuerda el director de Prensas de la UZ que "parecía que, por unas razones a veces de modernidad y en otros casos de tipo económico, se planteaba que el papel era lo antiguo y lo digital era lo nuevo, y por tanto lo nuevo iba a barrer a lo antiguo. Durante unos años hubo la idea de que el apocalípsis del papel estaba por llegar, e incluso algunas instituciones veían que era una manera de abaratar costes y algunos profetas de la tecnología pensaban que estábamos entre el pasado del papel y el futuro de lo digital". No obstante, afirma que "el tiempo ha puesto a cada uno en su lugar, ha puesto la operatividad y lo práctico por encima de las grandes teorías, y el papel sigue teniendo una funcionalidad que el digital todavía no ha conseguido ocupar".

Para Rújula, "el debate no pasa por la definición del soporte sino, sobre todo, por la utilidad de la lectura, y lo que nos encontramos es que hay lectores múltiples, que leen unas obras en papel, otras en digital y que por lo tanto combinan ambos soportes. El papel se sigue vendiendo y en Prensas de Zaragoza en cifras ascendentes, lo cual no quita para que también estamos en cifras en digital".

RETOS

En cuanto a los retos que tiene Prensa de la UZ, comenta en primer lugar "seguir avanzando en la línea de la calidad, en el ámbito de la edición universitaria seguir cumpliendo estándares de calidad es fundamental y tenemos que competir no sólo con estrategia editorial sino con calidad editorial, es lo que va a recolocar y sigue haciéndole ganar puestos a Prensas en los rankings de prestigio".

En segundo lugar, Prensas "tiene que seguir fortaleciendo aquellos campos donde la Universidad de Zaragoza es potente, y respaldar la acción científica e intelectual de nuestros investigadores y de nuestros profesores para que la universidad se proyecte hacia fuera, pero precisamente en aquello en lo que es más solvente".

Etiquetas