Cultura

EXPOSICIÓN

Nekane Garrués muestra su pintura realista en Jaca

Dentro de la exposición de la Ciudadela sobresale un cuadro del circo de Rioseta

Nekane Garrués muestra su pintura realista en Jaca
Nekane Garrués muestra su pintura realista en Jaca
R.G.

JACA.- "Intento que todas mis obras tengan un punto de luz y que el espectador pueda introducirse en cada cuadro, en un mundo que a veces tiene una forma realista o hiperrealista", explicó la pintora navarra Nekane Garrués en la apertura de su exposición en la Ciudadela de Jaca, que se podrá visitar en la Sala Burnao hasta el día 14 de febrero.

La muestra se compone de 22 piezas y una de ellas, La bella Santorini, está vendida por 1.200 euros. La obra es un buen exponente de "una exposición basada en la figura y el mar y que tiene un pequeño apartado de retrato", dijo la artista, que admite "una obsesión por la luz y las sombras" a la hora de plasmar en el lienzo las imágenes que captura por medio de la fotografía.

Garrués empezó siendo una artista autodidacta y luego vio la necesidad de estudiar pintura y dibujo "para dar luz a las obras y que estuvieran vivas". "Aunque tengas un don, hay que aprender", aseguró la pintora, que siente especial debilidad por el agua -dibujada en un día lluvioso de Pamplona- y los paisajes marítimos, que pone de relieve en varias obras. "La playa y el mar me estusiasman y podría estar horas mirándolos", afirma.

Dentro de su obra, "todo lleva óleo, salvo algunas piezas que tienen una base de acrílico". "Hay obras como la de unos socorristas o la del circo de Rioseta -una zona cerca de Candanchú- en las que lo que hice es dar una base de color rojo carmín para resaltar el paisaje", apuntó la pintora, agregando que esa última imagen "no tiene agua, pero intenta plasmar la luz en la nieve".

El lienzo de Rioseta -a la venta por 800 euros- decidió hacerlo "en agradecimiento a la buena acogida" que le brinda una zona que conoce bien, dado que desde pequeña viene a Jaca y Canfranc por su afición al turismo y al esquí, que le llevó a trabajar en Candanchú. "Tras unos años, volví a Pamplona, pero sigo teniendo amistades. Mi hermana vive aquí y me encanta esta zona", aseguró Nekane Garrués, que expuso en la Torreta de Fusilería de Canfranc en verano.

Julio Rina y Andrés Blasco, gestor cultural de la Ciudadela y responsable de mantenimiento del castillo, acompañaron a la artista en la apertura de la exposición, que se podrá visitar gratuitamente con la entrada a la fortaleza, en su horario habitual, de 10:30 a 13:30 y de 15:30 a 19:30. Todas las obras, menos La bella Santorini, están a la venta y la artista muestra su disponibilidad para realizar encargos.

Etiquetas