Cultura

CDAN

El mundo de la cultura oscense defiende la gestión del CDAN

Luis Lles, Orencio Boix o Mapi Rivera muestran su apoyo a Juan Guardiola

El mundo de la cultura oscense defiende la gestión del CDAN
El mundo de la cultura oscense defiende la gestión del CDAN
P.S.

HUESCA.- El mundo del arte y la cultura oscense está consternado por el despido de Juan Guardiola, exdirector del CDAN, cuya gestión defienden, elogian y reivindican nueve personalidades consultadas por este periódico.

Luis Lles, recién jubilado como técnico cultural del Ayuntamiento de Huesca, define esta decisión del Patronato de la Fundación Beulas como "un tremendo error".

"Huesca va a tardar en reponerse de este duro golpe a la vida cultural de la ciudad. Desde el primer momento, Juan Guardiola se sumergió de lleno en el ambiente artístico oscense, aportó su enorme bagaje y su sabiduría a las iniciativas culturales de la ciudad y volvió a poner al CDAN y a Huesca en el mapa del arte contemporáneo nacional e internacional. Se le va a echar mucho de menos", señala.

El realizador audiovisual Orencio Boix opina que es "lamentable" el cese del exdirector del museo, que considera "fruto de una política cultural errática que viene de lejos".

"También es una nueva ocasión para interrogarnos sobre las gobernanzas culturales e imaginar otras estructuras posibles. ¿Por qué en un patronato de un centro de arte contemporáneo no hay ningún artista, historiador o profesional vinculado al arte contemporáneo?", pregunta Boix.

La fotógrafa Mapi Rivera, que tuvo la ocasión de colaborar con el gestor madrileño con motivo de la exposición Grafías de luz, le recuerda como "un gran profesional y amante de su trabajo".

Para el artista multidisciplinar Javier Aquilué, la gestión de Juan Guardiola "no ha sido el problema de fondo, sino la pérdida de interés en el CDAN como proyecto museístico autónomo, por parte de las instituciones implicadas".

Desde la galería La Carbonería también lamentan la noticia, porque la etapa del ya exdirector del museo "ha sido ejemplar" en cuanto a "actividades y exposiciones", con las que "prometía apuntalar la ciudad en el mapa del arte contemporáneo en España", dice Joseba Acha.

"Ojalá se le hubiera permitido desarrollar su proyecto hasta el final. Su cese ahora produce incertidumbre en un centro clave para la ciudad y para el arte contemporáneo en Aragón", añade.

El artista Antonio Fernández Alvira denuncia que es "una enorme gravedad que se repita otra vez lo sucedido en 2012 -cuando se destituyó a Teresa Luesma al frente del museo y se redujo considerablemente su presupuesto-, echando por tierra el enorme trabajo de Guardiola, que ha posicionado el CDAN a nivel nacional y lo ha convertido en el mejor museo de arte contemporáneo de Aragón".

"Queda claro que la cultura y el arte contemporáneo en concreto no interesan lo más mínimo. Es tristísimo", asevera.

Para el artista Eduardo Marco, lo sucedido con Juan Guardiola y el CDAN tiene que ver "con lo que la ciudad de Huesca se plantea ser" con respecto a su modelo cultural: "Un lugar abierto, atractivo, con afán pedagógico de progreso, o un sitio ensimismado con sus localismos. La pérdida es manifiesta", sostiene.

La artista Ana Escar siente pena al ver "cómo a nivel político se juega a pasarse la pelota sin actuar en consecuencia con las necesidades del centro", mientras "los profesionales del CDAN se dejan la piel incluso trabajando en condiciones que no son justas".

Por último, el artista Jorge Isla dice que Guardiola "supo definir el CDAN como un museo nacional e internacional, con una serie de propuestas de las que siempre ha carecido Huesca".

"Es una gran pérdida para la cultura oscense", lamenta el joven, que como tantos otros profesionales y colectivos, también criticó la destitución en las redes sociales.

Etiquetas