Cultura

FESTIVAL DE JAZZ

Kretzschmar abre el festival de Castejón de Sos a ritmo de swing y jazz manouche

Milena Casado, Dani Pérez y Gradus Jazz completan la programación de esta edición

Kretzschmar abre el festival de Castejón de Sos a ritmo de swing y jazz manouche
Kretzschmar abre el festival de Castejón de Sos a ritmo de swing y jazz manouche
E.M.

HUESCA.- El festival de Jazz de San Sebastián de Castejón de Sos, que se venía celebrando en enero, abría el listado de citas provinciales del género, que con añadidos varios ha dado lugar a la programación Alto Aragón Jazz Tour (Jaca, Barbastro, Monzón, Huesca, Estadilla...), patrocinada por la Diputación de Huesca. Este año, y por la recurrente razón de la pandemia y las medidas de seguridad, sigue siendo el que abre el ciclo festivalero, pero con notables cambios.

Para empezar, cambio de fechas. Cuatro jornadas, pero solo una de ellas, este sábado, tiene lugar en enero puesto que las otras tres se programan en los siguientes sábados de febrero. Y respetando escrupulosamente la distancia de seguridad, los conciertos son sin público.

Los cuatro conciertos programados podrán verse en streaming en diferido. Es decir, que cada sábado, buscando el enlace en el blog del festival, http://festivaljazzcastejon.blogspot.com/, se podrá acceder a cada actuación. Unas actuaciones que sin público, salvedad lógica de los otros músicos y miembros de la organización, se grabaron el pasado fin de semana. Cuatro propuestas a medio camino entre el jazz hecho en Aragón o con integrantes aragoneses. Y como viene siendo habitual en el festival, propuestas variadas.

La propuesta para este sábado corre a cargo del violinista francés, nacido en Nimes y de formación clásica, Thomas Kretzschmar, quien lleva ya algo más de un año afincado en Zaragoza, donde, con músicos de esta escena, ha montado su cuarteto Homenaje a Grappelli. Completa su grupo un pianista cubano, Humberto Ríos, y dos músicos bien conocidos del circuito aragonés del jazz, el contrabajista montisonense Javi Callén y el batería zaragozano Fran Gazol. Todos alternan su pertenencia a distintos grupos con labores docentes (escuelas y academias privadas o municipales). En su repertorio, estándares del swing y el jazz manouche con algunos originales.

El 6 de febrero el turno le llega a la trompetista monegrina, con años de ribagorzana, Milena Casado, que tras estudios en la Escuela de la Bal o con Gerardo López, consiguió plaza para el Conservatorio del Liceu de Barcelona y posteriormente en la prestigiosa Berklee College of Music de Boston. En su estancia americana ha tenido ocasión de tocar con distintos primeros nombres del jazz moderno (Lovano, Kris Davis, Terry Line Carrington...) y en los más prestigiosos clubes (Blue Note NYC, Small"s, Dizzy"s….). Para la ocasión cuenta con una rítmica de campanillas procedente de la escena barcelonesa, dos músicos con una amplia producción discográfica a sus espaldas, el contrabajista Manel Fortia y Ramón Prats, batería. Buena parte de su repertorio lo conforman sus composiciones, con las que quiere grabar un disco.

El tercer sábado (día 13) se presenta Bekereka, cuarteto liderado por el guitarrista argentino de padres vascos Dani Pérez. Vivió la efervescente escena vasca de finales de los ochenta y primeros noventa. Como otros músicos vascos se fue a Barcelona para ampliar enseñanzas. Se integró en la escena ligada al Taller de Musics trabajando con David Xirgu, David Mengual, Gorka Benítez o Carme Canela. Pero si por algo es valorado es por su labor pedagógica (Conservatori del Liceu). Limpio y cuidado en su fraseo, se orienta al jazz contemporáneo de corte europeo siendo, quizá, su trabajo más aclamado el dedicado a la música de Komeda. Y junto a él, el trompetista de Castejón, Álvaro Ocón, quien como Milena Casado estudió en la Escuela de la Bal y con Gerardo López para entrar posteriormente en Esmuc, donde entre otros ha estudiado con el trompetista Mattew Simon. Actualmente es miembro de la Barcelona Art Orquestra. La rítmica la integran el bajista Jon Carranza y el batería Arnau Julià.

Cerrando el festival (día 20), Gradus Jazz, el veterano trío formado por los hermanos Lleida: Santi, Enrique y Pablo, que alternan piano, bajo y batería, (profesores de los Conservatorio de Aragón y Monzón), más el saxofonista Fernando Lleyda (quizá el saxo de sonido más robusto de nuestra comunidad). Un grupo formado en 2005, bien conocido del festival y de la Ribagorza por sus continuadas presentaciones tanto en trío como junto a otros músicos, como las vocalistas Terela Gradin o Alba Mur. En sus conciertos, aunque incluyen algún estándar, su fuerte es su fusión de jazz moderno con folclore aragonés.

Etiquetas